Rato anuncia el anteproyecto de Ley de Comercio Electrónico.

El Vicepresidente Segundo y Ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha presentado hoy las principales líneas del Anteproyecto de Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico que está preparando el Gobierno.

La nueva normativa equiparará jurídicamente por vez primera los contratos electrónicos a los formalizados en otros soportes. Asimismo, regulará los Códigos de Conducta, cuyo objetivo será hacer más efectivo el contenido del anteproyecto y cuya elaboración corresponderá al sector privado en coordinación con la Administración.

Rato realizó este anuncio durante su intervención en el "Foro de Comercio Electrónico", organizado por la Secretaría de Estado de Comercio y Turismo, del Ministerio de Economía. Según afirmó, la elaboración de este anteproyecto de Ley permitirá establecer un marco jurídico que garantice la seguridad y la confianza de los consumidores en las transacciones electrónicas.

ESPACIO SIN FRONTERAS

La nueva norma desarrolla el contenido de la Directiva 2000/31, de 8 de junio de 2000 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a determinados aspectos jurídicos de la sociedad de la información, en particular del comercio electrónico en el mercado interior. Esta directiva persigue establecer un auténtico espacio sin fronteras interiores en el ámbito de los servicios de la sociedad de la información, y establece que los Estados miembros deberán trasponer su contenido antes del 17 de enero de 2002.

El anteproyecto de Ley que aprobará el Gobierno creará un marco legal especial que recogerá las especificidades de la nueva forma de relación comercial que lleva consigo el comercio electrónico. La nueva normativa parte del principio de libre prestación de servicios de la sociedad de la información en el ámbito de la Unión Europea y potencia la seguridad y la confianza en el uso de las nuevas tecnologías gracias a la información que necesariamente deberán proporcionar los prestadores de servicios a sus potenciales clientes antes de iniciar cualquier operación.

Asimismo, se diseña un régimen de responsabilidades aplicable a los prestadores de servicios que realicen labores de intermediación, con el fin de garantizar la licitud de la información a la que pueden acceder los ciudadanos. El anteproyecto destaca el papel de la Administración General del Estado como coordinador de las distintas Administraciones y del sector privado, debido a lo cual se regulan los Códigos de Conducta, cuyo objetivo será hacer más efectivo el contenido de la nueva norma y cuya elaboración corresponderá al sector privado.

ENVÍOS NO DESEADOS

Rato destacó que en materia de comunicaciones comerciales se prohibirá el spamming (envío de correo comercial no deseado); se equiparará jurídicamente, por vez primera, los contratos electrónicos a los formalizados en otros soportes y se regulará el papel de las terceras partes de confianza en el proceso de contratación.

El anteproyecto regulará también el derecho a la petición de información, del que dispondrán tanto los prestadores de servicios como los consumidores y que tendrá que ser prestado por la Administración, así como el régimen de control y supervisión y el régimen de infracciones y sanciones previstas para el incumplimiento de las obligaciones contenidas en el anteproyecto.

Finalmente, también se regularán el derecho a la petición de información, del que dispondrán tanto los prestadores de servicios como los consumidores y tendrá que ser prestado por la Administración, el régimen de control y supervisión, que será respetuoso con las normativas de supervisión sectorial ya establecidas, y el régimen de infracciones y sanciones previstas para el incumplimiento de las obligaciones contenidas en el Anteproyecto.

Comentarios