Ninguna de las tres ofertas de compra de Moulinex afectan a los puestos de trabajo en nuestro país

La dirección de Moulinex España ha indicado que ninguna de las tres ofertas de compra presentadas afectan a los puestos de trabajo en nuestro país

La oferta más firme es la de la financiera Fidei, filial de la americana Leucadia, que está interesada en la gama de pequeño electrodoméstico, descartando las líneas de microondas y aspiradores, y que plantea conservar 5.379 empleos, de los 21.000 que tiene en todo el mundo. Así mismo, se especula con la posibilidad de que Fidei planea inyectar un millón y medio de francos franceses, aunque ya ha descartado hacerse con las filiales china y brasileña del grupo, conservando las filiales española y mejicana, además de 500 empleos en Alençón y el centro de investigación de Cormelles, tal y como anuncia hoy la prensa francesa.

La portavoz del grupo Moulinex en España comentaba que, desde la dirección, esta situación se contempla con optimismo y que, en principio, ninguna de las tres ofertas presentadas ante el Tribunal de Comercio de Nanterre afecta a los puestos de trabajo que hay en España. Así mismo, indicaba que en pocos días podría reanudarse la actividad industrial en las factorías españolas, aunque ha declinado aventurar cuándo.

Por otra parte, el sindicato CGT, mayoritario en Moulinex Francia, ha anunciado que otra de las ofertas presentadas podría corresponder a un grupo de directivos de Moulinex, aunque se especula con la posibilidad de que finalmente no hayan podido encontrar la financiación necesaria, y también se baraja la posibilidad de que la tercera opción de compra corresponda a las americanas Whirlpool o General Electric, aunque cada vez cobra más fuerza la posibilidad de que sea la italiana SAECO, líder en el mercado de máquinas de café, que se interesaría por Krupps, la gama alta de Moulinex.

Finalmente, aunque era el nombre que sonaba con más fuerza, el grupo SEB, no ha presentado ninguna oferta, lo que ha generado una gran decepción entre trabajadores y en el propio Gobierno francés, máxime cuando se barajaban incluso ciertas ventajas fiscales y la reducción de costes del inevitable plan social que habría que aplicar. Unas condiciones que SEB ha podido juzgar como insuficientes, aunque desde el Ejecutivo galo no se descarta que SEB pueda presentar aún su oferta de compra sobre Moulinex, teniendo en cuenta que los administradores son conscientes de que han fijado un plazo muy breve para la presentación de los dosieres, y que Seb ha manifestado su intención de seguir estudiando el dossier hasta la audiencia fijada para el próximo 3 de octubre por el Tribunal de Comercio de Nanterre.

Lo que parece seguro es que las tres opciones de compra son propuestas de ?mínimos? y contemplan una adquisición parcial, siendo un hecho ya la división entre Brandt y Moulinex.

En cuanto a Brandt, se especula ya con una solución posterior mediante un protocolo con los grupos bancarios y el apoyo del grupo italiano Elfi, que intentaría así recuperar, si no su inversión inicial, parte de su patrimonio industrial.

Comentarios