Criticas del PAR al gobierno central

Fomento destina ?cantidades ridículas o nada? a obras que el PAR considera urgentes

?Los PGE no contienen nuevos proyectos excepto la negativa vía única hacia Huesca?

El Partido Aragonés (PAR) del Alto Aragón ha manifestado su ?rechazo hacia el nulo interés del Gobierno Central por agilizar los trámites de la autovía entre Huesca y Lérida?. Según las inversiones del Ministerio de Fomento para 2002, anunciadas por este Departamento en el proyecto de Presupuestos del Estado (PGE), se destinarán 16 millones de pesetas al proyecto de esta autovía que, para el PAR, ?es una cantidad ridícula e insuficiente si verdaderamente se pretende encargar los proyectos de los diversos tramos. Es decir, el Gobierno Central dejará otro año totalmente en blanco para una infraestructura que es determinante y urgente a fin de impulsar el desarrollo socio-económico del Alto Aragón. De esta forma se demuestra que los compromisos del PP para acortar los plazos no merecen ninguna credibilidad y que los altoaragoneses deberemos seguir sufriendo muchos años la peligrosa y deteriorada N-240?.

?Conviene recordar -según el PAR- que el estudio informativo de este tramo fue presentado a finales de 1999 y que, desde entonces, el Ministro Alvarez-Cascos siempre ha echado la culpa del parón a su compañero Jaume Matas y al pendiente estudio de impacto. El hecho cierto es que el Gobierno central no ha dado prioridad a esta autovía, pese a sus promesas, y ya motivó que ni un solo diputado altoaragonés aprobara los presupuestos de Fomento para este año. En pura lógica, debería repetirse esa circunstancia?.

Por otro lado, los PGE de 2002, en la nota oficial del Ministerio de Fomento, no realizan mención alguna a la autovía Huesca-Pamplona, un dato que el PAR ?valora negativamente ya que después de presentado el estudio informativo hace meses, también se perderá en el laberinto administrativo una autovía que, además, coincide con el ?eje Norte-Sur? entre Huesca y Jaca?. Sin embargo, la citada nota indica 170 millones de pesetas asignados al estudio informativo de ?Corredores Norte Valle del Ebro?. A juicio del PAR, ?este concepto sólo se puede atribuir al ya presentado de la Huesca-Pamplona, aunque quizá sorprendan que nuevos papeles que protagonizan la política de Fomento hacia el Alto Aragón, aplazando las obras reales?.

Respecto a la N-260 ?eje pirenaico?, según el PAR ?se reiteran estudios ya comprometidos años atrás (variante de Jánovas) y obras ya iniciadas (Campo-Aínsa) pero no hay ninguna novedad, nada, sobre tramos fundamentales como Sabiñánigo-Yebra-Fiscal o el enlace hasta Campo desde Pont de Suert, ni por supuesto el Cotefablo?. Para el PAR ?la N-260 se trata de una ruta decisiva para el futuro de las comarcas pirenaicas, Ribagorza, Sobrarbe y Alto Gállego, que merecen una especial consideración. Su desarrollo y calidad de vida depende en buena parte de mejores comunicaciones?.

El PAR ?en general valora que los PGE 2002 para Fomento no plantean proyectos nuevos para el Alto Aragón, sino prosiguen obras ya en marcha o reiteran nimias cantidades prácticamente inútiles o sólo para trámites, excepto el paso a nivel de Selgua y la negativa vía única hacia Huesca. Las Cortes, el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón han adoptado una posición muy firme en defensa del desdoblamiento del tramo Tardienta-Huesca pero Fomento insiste en una sola vía de doble uso, convencional y alta velocidad. Una obra de 7.000 millones debe tener en cuenta opciones mejores que obligar a los trenes a esperar por no poder cruzarse. Fomento debería aprender de sus ?errores? como la electrificación sin estrenar?. Junto a ello, ?habrá que estar muy atentos a la eliminación de los pasos a nivel por Huesca, ya que esa adaptación al ancho UIC, en principio, no incluye la variante ferroviaria para la no hay un solo euro previsto en el 2002. Tampoco se concretan acciones sobre las mejoras que Monzón y Binéfar reclaman para sus estaciones, para el Canfranc más papeles y exclusión del Vignemale?.

En cuanto a otros proyectos, el PAR concluye que ?se repiten las mismas cantidades y estudios que en 2001 para la N-230 (Arén-Pont de Suert) y ni una peseta más, no hay previsiones para la autovía Fraga-Zaragoza o el túnel de Benasque. Por el contrario, después de programar y no gastar 1.500 millones en este año para el aeropuerto Monflorite-Alcalá, en 2002 pasan a 201 millones, jugando con esta iniciativa a una política de ilusionismo que, por encima de la posible importancia de la misma, parece dedicada a contentar a determinados dirigentes locales?.

-

Comentarios