Las obras hidráulicas, prioridades del Gobierno para Huesca, en sus próximos presupuestos 2002.

En concreto, Yesa, Biscarrués, Montearagón y Santaliestra, junto a los trabajos en el canal de Pertusa, el de la Violada, el del Flumen y la depuradora de Sabiñánigo son algunas de las partidas que recoge el Ministerio de Medioambiente para la provincia, hasta casi los 30.000 millones de pesetas.

Otro capítulo importante es el de las obras del Ministerio de Fomentol, con inversiones ferroviarias que superan los 9.000 millones. En proyectos carreteros, se destinan 1400 millones para el túnel de Somport, 3000 para la variante de Fraga, más de 4000 para la Campo- Aínsa, y diversas partidas para acometer estudios informativos, para las que serán futuras carreteras de la provincia, como la Arén- Pont de Suert, la Boltaña-Fiscal, la variante de Benabarre, el proyecto del Puerto de Fraga, y sobre todo el estudio para la Huesca- Pamplona, con 170 millones y la Huesca- Lérida con 16 millones.

Y en este reparto, Monzón destaca como una de las ciudades más beneficiadas. 35 millones de pesetas para su conservatorio, una partida para la eliminación del paso a nivel de Selgua, 270 millones para un proyecto de encauzamiento y adecuación del río Sosa, junto al compromiso que será la capital montisonense la que tendrá el primer tramo de Autovía Huesca Lérida con la construcción de la variante.

Pero no sólo comunicaciones por tierra, también por aire. Según ha explicado el senador popular, Rodolfo Aínsa, las obras de Monflorite están a punto de comenzar con los trabajos en la plataforma, las pistas y la terminal. Aínsa considera que esta infraestructura va a suponer un fuerte impulso para el turismo en el Altoaragón.

Desde el partido popular se han calificado estos presupuestos como los mayores que se han realizado en el Altoaragón hasta el momento expansivos, con una importante apuesta por las infraestructuras ferroviarias.

Comentarios