El ministro Arias evalúa en el Congreso de Diputados las actuaciones llevadas a cabo y las nuevas medidas previstas en sanidad animal.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha presentado hoy, en el Congreso de Diputados, un análisis de las medidas adoptadas para el control y erradicación de la Encefalopatía Espongiforme Bovina, así como las previstas para eliminar y prevenir los brotes de PPC en la cabaña ganadera española.

En su intervención, Miguel Arias ha destacado la celeridad con la que se puso en marcha la normativa que, además de garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores, paliara la difícil situación a la que han debido enfrentarse todos los sectores relacionados con la explotación y producción ganadera.

Fruto de estas medidas y de una estrecha colaboración con las CC.AA, se han conseguido realizar más de 212.000 pruebas analíticas, con un ritmo creciente que ha pasado de un promedio de 6000 muestras por semana, durante los primeros seis meses del año, a cerca de 10000 desde primeros de julio, fecha en que entraron en vigor las nuevas medidas de control.

El resultado de estos análisis ha arrojado una cifra de 62 animales positivos, lo que representa un nivel de prevalencia de 0,018 por 1000 en relación con el censo bovino de animales mayores de 24 meses, pudiéndose determinar, desde el punto de vista epidemiológico que el estrato de edad en el que aparecen los resultados positivos, corresponde a animales entre 4 y 7 años, dato que se corresponde con los resultados

obtenidos en otros países de la U.E. y con las previsiones del MAPA.

La ejecución del Plan Integral Coordinado para la lucha contra la EEB, ha precisado del apoyo económico por parte de la Administración General del Estado, con una financiación que alcanzará los 54.289 millones de pesetas para el presente ejercicio, cifra que se sumará a las aportaciones del FEOGA para los procesos de intervención de la carne de vacuno, con lo que la cuantía total ascenderá a más de 80.000 millones de pesetas.

Con estas cantidades se ha financiado la retirada y eliminación de cadáveres de las explotaciones, medida en la que se han empleado 2435 millones de pesetas durante el primer semestre del año, contándose con un importe máximo autorizado por Consejo de Ministros de 1361 millones para el segundo semestre. Igualmente se está apoyado al sector fabricante de harinas animales con una aportación de 13,962 millones de pesetas para la adquisición, retirada y destrucción de harinas animales.

Otras medidas financiadas para la vigilancia y control de la EEB han sido las mejoras de los laboratorios y el suministro de kits de diagnóstico a las que se suman las actuaciones de intervención del FEGA por un total de 16.659 millones de pesetas.

Al margen de las medidas ya adoptadas, se está preparando un proyecto de Real Decreto, por el que se adaptará la normativa vigente a los nuevos conocimientos y evolución de la EEB, que se centrará en la vigilancia, control y erradicación de la enfermedad, y en el que se recogerán entre otras disposiciones el control analítico de animales de mas de 24 meses , el sacrificio selectivo y la intensificación de las medidas para el cumplimiento efectivo de las medidas sobre alimentación animal.

Comentarios