Monseñor Álvarez Martínez pide más agilidad informativa a la Iglesia española, condena los atentados a EEUU y pide no haya venganza

El cardenal primado y arzobispo de Toledo, Francisco Álvarez Martínez, ha calificado de ?matanza diabólica? los atentados en EEUU y ha pedido que ?la vuelta de la hoja sea la propia de la comprensión cristiana y la madurez del pueblo americano hacia los responsables del desafuero cometido?.

Ha dicho que ?no debe haber venganza, y sí compasión ante la pobre gente que ha hecho este desastre horripilante. La petición pública de oración por parte de las autoridades y del presidente americanos me han emocionado y son un gran ejemplo para los españoles?.

El cardenal presidía este fin de semana los actos de la XIII Jornada Mariana de la Familia, en la que unas quince mil personas rezaron en Torreciudad por la paz y por las víctimas de la tragedia, que supone para los EEUU una ocasión de demostrar ?la madurez de un pueblo a la hora de ejercitar un castigo ejemplificador?, dijo el purpurado.

En relación a las informaciones que en los últimos meses se han publicado sobre la Iglesia en España, el Primado dijo que ?mi impresión es que la Iglesia en España está sometida hoy a una crítica sin rigor, aun reconociendo nuestras limitaciones?.

En su opinión, ?no tenemos capacidad periodística de respuesta adecuada en el momento oportuno en que salen las cosas. Se genera así un ambiente negativo para la Iglesia, con un silencio que se interpreta como un silencio culposo, y que no es verdad?.

Añadió que ?hay que pensar seriamente en que nuestros medios no están a punto, que no tenemos reflejos suficientes para el momento actual. Tenemos que llegar antes. No hay derecho a que por tres personas supuestamente ofendidas o maltratadas se haya armado este follón, este embrollo tan desproporcionado, con el eco que ha tenido. Esto es la tragedia?.

Junto a constatar que ?a la vez, la prensa solapa nuestras aclaraciones?, ?entono un mea culpa por falta de respuesta adecuada y pronta como corresponde a nuestra misión y que el pueblo que nos sigue exige?. El cardenal anunció que se tratará este tema en la

comisión permanente del episcopado que se celebrará a partir del martes, ?aunque no será la primera vez que se trate?.

Las familias participantes en la Jornada de Torreciudad recibieron un mensaje de Juan Pablo II, en el que el destaca ?la magnífica vocación (de las familias) de ser testimonio del amor de Cristo por su Iglesia, promotoras de la vida, escuela de armónica convivencia entre las generaciones e iglesia doméstica donde se vive y transmite la fe?.

En su texto, que firma el Cardenal Angelo Sodano, el Santo Padre ?ruega a Nuestra Señora de Torreciudad que indique, a cuantos acuden a Ella como peregrinos, el camino que lleva a Jesús?.

Comentarios