Rato firma un acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias para promover el euro.

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha firmado un acuerdo de colaboración con la presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Rita Barberá, para la promoción y difusión del euro.

En virtud de este acuerdo, las entidades locales convertirán a euros todas sus tasas y precios públicos antes de 2002. Así adaptarán los impresos necesarios para la liquidación de impuestos, dejando constancia expresa de que todas las operaciones de cálculo de los contravalores se harán utilizando exclusivamente el tipo de conversión irrevocable y aplicando las normas de redondeo que establece la ley. En los casos en que sea necesario se aplicará la conversión usando los seis decimales de euro, de acuerdo con la normativa establecida al respecto.

Las Diputaciones, Cabildos y Consejos insulares y Entidades locales practicarán la doble indicación de precios en pesetas y euros en todas sus tasas y precios públicos el tiempo que sea necesario hasta familiarizar a los ciudadanos con la nueva moneda.

La FEMP realizará un seguimiento sobre el grado de adaptación de las aplicaciones informáticas, en concreto de la contabilidad, en los municipios y especialmente en aquellos de menor tamaño y recursos.

Las entidades locales denominarán en euros antes de 2002 todas las nóminas de sus trabajadores y los contratos de suministros y de proveedores de servicios. Por su parte, el Ministerio de Economía a través de la Sociedad Estatal de Transición al Euro distribuirá entre los municipios una guía de proveedores de aplicativos y soluciones informáticas para facilitar la adaptación de los municipios al euro. Asimismo, el Ministerio se compromete a seguir formando a los trabajadores de las corporaciones locales.

La FEMP distribuirá a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor toda la información que considere relevante para el mejor conocimiento de los consumidores en el periodo de puesta en circulación de monedas y billetes en euros y hasta la desaparición de la peseta. Igualmente, vigilará el cumplimiento del Código de Buenas Prácticas por parte de los pequeños comerciantes

En el caso del sector de transporte urbano colectivo, la FEMP recomendará la adquisición de bonos por parte de los ciudadanos y promocionará el pago del billete sencillo con el importe exacto. Así, desaconsejará el pago simultáneo en euros y pesetas y aconsejará la devolución del cambio en euros. Además, aconsejará la puesta en vigor de las tarifas 2002 a partir del 1 de enero de dicho año con aprobación de tarifas en noviembre de 2001.

Por último, la FEMP colaborará con el Ministerio de Economía en la identificación y solución de los problemas que puedan surgir en los distintos municipios, especialmente en los de pequeño tamaño y no bancarizados.

Comentarios