El 1 de octubre comienzan las obras del Parque Tecnológico.

En menos de dos semanas se acometen estas obras que significarán la construcción del primer edificio de esta instalación, en el que se alojará también la primera de las empresas, Airtel. La empresa encargada de los trabajos, Necso, se ha comprometido a terminar este edificio a mediados de abril del año que viene.

La mesa de contratación del Instituto Aragonés de Fomento, resolvía de esta forma el concurso de esta construcción que en el mes de agosto quedaba desierto ya que las ofertas que se presentaron entonces eran desestimadas debido a que no cumplían la totalidad de los requisitos exigidos en el pliego de condiciones.

La oferta de Necso incluso mejora el plazo del pliego original y contempla la construcción de un edificio singular, que detallaba el Director del instituto Aragonés de Fomento, Javier Urrecha.

Este edificio se situará en la parte más cercana a la Autovía Huesca-Zaragoza, por lo que se ha sido muy cuidadoso con su diseño. Tendrá 2.000 metros cuadrados, su construcción costará casi 500 millones de pesetas y será alquilado a las empresas que lo soliciten. La primera en entrar en él será Airtel, compañía que va a crear en Huesca un centro de investigación y desarrollo sobre telefonía VTMS. En este centro trabajarán más de 150 ingenieros.

El Instituto Aragonés de fomento tendrá que resolver ahora el concurso para la construcción del otro edifico que queda pendiente, el de servicios generales, cuyo presupuse, recordemos, ascendía a 550 millones de pesetas.

Independientemente de lo dicho siguen adelante las obras de urbanización y los accesos al Parque.

Así mismo empresarios de la zona de Binefar y Monzón visitan las instalaciones de Walqa, que forman parte también de este parque.

Comentarios