Cartas al director: Zepas

Esteban Andrés. (ASAJA)

El Gobierno Aragonés no aclara las muchas dudas que existen sobre las ZEPAS

Según ASAJA Aragón existe una gran desinformación al respecto y no se ha preguntado ni explicado previamente a afectados, agricultores, ganaderos ó ayuntamientos.

El Secretario Regional de ASAJA, Esteban Andrés ha resaltado otras dos cuestiones importantes sobre las que existen muchas dudas: ?se vende por el GA a bombo y platillo los beneficios de las ZEPAs cuando sabemos que en Murcia por ejemplo las están eliminando para poner más regadío en marcha y nadie explica si la implantación de una Zepa es compatible con el regadío. Tampoco el ejecutivo regional da muchos datos sobre las tan cacareadas ayudas agroambientales, que no llegarán porque el GA no tiene dinero para pagar la parte que le corresponde?. Andrés ha anunciado que la organización va a visitar las nuevas zonas de protección, manteniendo distintas reuniones con la población afectada para informarles y al mismo tiempo recabar su opinión sobre el tema.

En 1992 la UE. publica la Directiva 94/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres estableciendo la declaración de una red ecológica europea coherente, de zonas especiales de conservación, cuya denominación final es RED NATURA 2000. La citada red está compuesta por las ZEPAs (Zonas de Especial Protección para las Aves) y las Zonas Especiales de Conservación.

La ZEPA, tiene como objetivo la preservación, mantenimiento y restablecimiento de los biotopos y de los hábitats de las aves incluidas en el anexo I de esta Directiva.

El estado español a través del R.D. 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Esta normativa, de carácter básico, regula e instrumenta la configuración de Natura 2000 en nuestro país. Posteriormente, las Comunidades Autónomas (CC.AA.) han elaborado sus propuestas de LICs (Lugares de interés comunitario) y ZEPAS para ser propuestas a la Comisión Europea. Una vez aprobadas, las CC.AA. (entre ellas Aragón) proceden a fijar las medidas de conservación necesarias a través de planes de gestión y las medidas reglamentarias, administrativas y contractuales adecuadas.

El BOA del pasado 5 de septiembre recogía la publicación de la relación de nuevas ZEPAs (Zonas de Especial Protección para las Aves) aprobadas por el Gobierno de Aragón. Con la aprobación de 38 nuevas ZEPAs, Aragón pasa a disponer de un total de 49, en una superficie total aproximada de 850.000 has, lo que la sitúa por encima de la media nacional.

La suma de ZEPAs y LICs supone la ordenación bajo la protección de la RED NATURA 2000 de más del 28% del territorio aragonés. De hecho, una buena parte de las ZEPAs (alrededor del 60%) se asienta sobre lugares ya propuestos como LICs por el Gobierno de Aragón.

Desde ASAJA Aragón vemos con preocupación, como una vez más, el Gobierno Regional escucha poco a los interlocutores sociales implicados, pues algunas notas publicadas por ayuntamientos afectados mostrando su disconformidad con las nuevas áreas de protección, así lo indican. La información en los pueblos y lugares afectados por las nuevas figuras de protección ha brillado por su ausencia y eso, a pesar de contar con ejemplos altamente conflictivos como el de Gallocanta.

Una vez más, nos sorprende el Gobierno Aragonés con la adopción de medidas, casi por sorpresa y utilizando los meses de verano, suponemos que para evitar las alegaciones y tratar de diluir el impacto que las mismas suponen para todo el medio rural. Resulta cuando menos curioso, el pensar que al tratar de aplicar las ayudas agroambientales para el arroz, no se hallase la figura de protección adecuada para permitir aumentar la ayuda y ahora se ?coloquen ZEPAs por todas partes?.

Cabe preguntarse, desde la perspectiva del sector agrario aragonés que vive y utiliza esos territorios, en qué medida van a afectar las nuevas limitaciones a las prácticas tradicionales agrícolas y ganaderas y si las ayudas compensatorias previstas son suficientes para contrarrestar las pérdidas que estas explotaciones puedan sufrir. No sabemos en que medida afectará a la planificación de futuros regadíos en territorios como Monegros y Zonas de montaña (regadíos sociales), si contribuirá a fomentar un mayor desarrollo o por el contrario redundará en favor del abandono de nuestros pueblos y comarcas, si para obtener mayores zonas de protección natural no hipotecaremos una gran parte de nuestro territorio, y si en dichas zonas serán compatibles el pastoreo y la ganadería con las medidas de protección.

Para ASAJA Aragón se hace necesario el diálogo y una mayor interlocución del Gobierno de Aragón con los agentes afectados, y también para aclarar ?que el agricultor y el ganadero es una figura indispensable en el medio rural?, puesto que es el único profesional responsable de ?cuidar y proteger su medio ambiente?, dado que además, vive de él. Sin embargo, la mayor paradoja es que no sólo no cobra por su labor sino que todavía se ve perseguido por otros que ?cobran? por ?proteger dicho medio?.

Comentarios