Las nuevas titulaciones salvan el nivel de matriculación universitaria

Está siendo la Licenciatura en Educación Física, y en especial el segundo ciclo de Agrónomos y la Diplomatura en Dietética Humana y Nutrición, las carreras que están manteniendo el nivel de matriculación unversitaria respecto a cursos anteriores. Si en el 2000-2001 hubo 3.400 alumnos en el campus de Huesca, en este se espera un descenso de tan solo 100 alumnos, una dato positivo si lo comparamos con la realidad del resto de la universidad aragonesa o española.

Por el contrario existen otras carreras que tan apenas están recibiendo solicitudes y cuyo futuro vuelve a quedar en entredicho. El caso de Humanidades no es nuevo, pero a este se añade el de gestión pública, estudio para el que este año tan solo hay 3 nuevas solicitudes. Ambas carreras que tendrán que pasar por una renovación en profundidad si quieren seguir subsistiendo y ya se piensa en los postgrados y la formación continuada como una posible solución. Otras como las ingenierías industriales, que hasta este año han gozado de buena salud, comienzan a sufrir la realidad demográfica y el descenso del número de alumnos se deja notar.

Con este estado de cosas no es descabellado pensar en que cuando se abra el debate del nuevo Mapa de titulaciones se piense en la implantación de nuevas carreras, y también en la supresión o reconducción de otras.

No obstante todavía no es momento de comenzar ese debate; el actual equipo rectoral está mucho más preocupado por consolidar los estudios actuales, en especial las nuevas carreras, que en abrir nuevos melones.

Según la Vicerrectora del Campus de Huesca la Universidad se encuentra en un momento crucial que, si se sabe aprovechar, puede ser positivo para su futuro. Se debe apostar por la calidad, ahora que se ha perdido la cantidad.

Comentarios