Sanidad recomienda vacunarse de la gripe especialmente a los "grupos de riesgo".

Sanidad recomienda la vacunación de la gripe, en la temporada 2001/2002, especialmente a los grupos de riesgo para prevenir la enfermedad y evitarles complicaciones más graves. Dicha vacuna varía de composición cada temporada según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las Comunidades Autónomas (CCAA) iniciarán próximamente las campañas de vacunación.

GRUPOS DE RIESGO

En los grupos de población para quienes se recomienda la vacunación se incluyen personas de 65 o más años de edad; niños/as y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares, incluyendo niños con asma; enfermedades metabólicas crónicas (incluyendo diabetes mellitus), insuficiencia renal, hemoglobinopatías o inmunosupresión (incluyendo la originada por fármacos) y a personas que padezcan otras patologías y lo recomiende su médico. Asimismo, se puede administrar a todas aquellas personas que deseen disminuir el riesgo de contraer la gripe. En principio se recomienda, para todo el mundo, una única dosis de vacuna, excepto para los niños aún no vacunados que deberían recibir dos dosis de vacuna con un intervalo de al menos cuatro semanas. En la temporada pasada 2000/2001, el mayor impacto de la enfermedad se centró en niños y adultos jóvenes.

ENFERMEDAD INFECCIOSA AGUDA

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda, que afecta a las vías respiratorias, causada por el virus de la gripe. El periodo de incubación es de 48 horas con una variación entre uno y siete días. Se transmite por las secreciones respiratorias a través de la tos y el estornudo.

Los síntomas incluyen: fiebre alta de hasta 39º C, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, postración, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve. Es una enfermedad autolimitada con una evolución de 5 a 7 días aunque algunos de síntomas suelen durar entre dos y tres semanas.

TRATAMIENTO

Durante la temporada de la gripe, los síntomas de otras patologías respiratorias pueden ser confundidos por la gripe, como el resfriado común. Ante los primeros síntomas de la gripe, Sanidad recomienda al paciente acudir en primer lugar al médico de cabecera, quien decidirá y aconsejará, de acuerdo con su estado de salud el tratamiento adecuado en cada caso.

Es importante destacar, que al ser un proceso vírico, no es eficaz el tratamiento con antibióticos, que se deben tomar sólo bajo prescripción médica para evitar la aparición de resistencias bacterianas.

TEMPORADA PASADA EN ESPAÑA

En España, a lo largo de la temporada pasada 2000-2001, el nivel de actividad de la gripe notificado por las redes centinela de vigilancia se puede tipificar como de esporádico. Las tasas semanales de incidencia de gripe registradas se mantuvieron por debajo de 40 casos por 100.000; es decir, no superaron en ninguna semana el umbral que demostraría un incremento de la actividad gripal, considerado en torno a 95 casos por 100.000 habitantes,

La vigilancia epidemiológica de la gripe, en nuestro país, se realiza mediante la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica y la información es suministrada por las CC AA mediante el Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria. Existe un sistema de vigilancia especial mediante redes de centinelas en algunas Comunidades Autónomas que permanecen activos durante la temporada estacional.

EUROPA

Una situación muy similar a la de nuestro país se observó en algunos países europeos, como Portugal e Inglaterra, mientras que la mayoría de los países del centro de Europa registraron niveles moderados de actividad gripal, con tasas de morbilidad inferiores a las de temporadas anteriores.

Comentarios