Satisfacción en el Peñas por el triunfo en la Copa de Aragón.

El Club Baloncesto Peñas ha sorprendido gratamente en la copa celebrada en Huesca durante estos días y es que los de Carlos Lorés se han mostrado como un equipo muy competitivo y que tiene una plantilla compensada, con una excelente dirección de juego del nuevo base Jorge Jiménez. Los peñistas han ganado los tres partidos disputados ante el Olivar, Adecco Zaragoza y Cosehisa Monzón.

En la final el resultado fue de 89-83 para los de la capital que fueron siempre por delante en el marcador. El Monzón no estuvo acertado en el lanzamiento exterior en la primera parte, situación que aprovecharon los peñistas para imponer su juego interior y dominar el partido. Aunque los de Sito Alonso intentaron darle la vuelta al marcador, el Peñas mantuvo el tipo y llegó al final con una cómoda renta que le dio el triunfo en la final de la Copa por seis puntos de diferencia.

Los cinco equipos aragoneses de la liga EBA, más el Boscos de la primera nacional, aprovecharon la competición para preparar el inicio de la liga dentro de quince días. El Stadium Casablanca demostró tener un gran potencial, con Fabón, Hernández y Dani Alvarez, como tridente destacado. El Adecco y el Olivar, con gente joven, inician nuevos proyectos en la categoría. En lo que hace referencia al Monzón y al Peñas, serán dos equipos muy competitivos y difíciles de batir por su entrega durante los 40 minutos.

El Peñas, por cierto, tiene abierta ya su campaña de socios durante estos días. Los precios económicos y los buenos resultados de la Copa de Aragón pueden animar a los aficionados a retirar su carné para una temporada complicada por tener que enfrentarse a los equipos catalanes.

La nota negativa, de momento, las lesiones. Los cuatro partidos disputados han pasado factura y ahora el técnico, Carlos Lorés, y su ayudante Roberto Cabellud, tendrán que cuidar al máximo la preparación para no llegar al comienzo de la liga con una sobrecarga que pueda afectar al rendimiento del equipo.

Comentarios