El superávit del Estado en Contabilidad Nacional aumentó en julio el 85 por 100 respecto al pasado año.

El Estado obtuvo el pasado mes de julio un superávit en Contabilidad Nacional (ingresos y pagos comprometidos) de 1.644 millones de euros (273.300 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 84,7 por 100 respecto al mismo periodo del pasado año. En los siete primeros meses del presente ejercicio el Estado registró un déficit en Contabilidad Nacional de 2.215 millones de euros (368.600 millones de pesetas), cifra que representa el 0,3 por 100 del PIB.

La necesidad de financiación del Estado es el resultado de unos recursos no financieros por valor de 70.138 millones de euros (11.670 miles de millones de pesetas), el 1,4 por 100 más que en el periodo enero-julio de 2000, y unos empleos no financieros de 72.353 millones de euros (12.039 miles de millones de pesetas), lo que suponer un incremento del 4,2 por 100.

La secretaria de Estado de Presupuesto, Elvira Rodríguez, aseguró que estos datos están no condicionados por el notable aumento en el ritmo de devolución del IRPF y del IVA,

En términos de caja (ingresos y gastos realizados), el Estado registró un déficit de 9.098 millones de euros (1.514 miles de millones de pesetas). Los ingresos no financieros alcanzaron hasta julio 69.340 millones de euros.(11.537 miles de millones de pesetas), superiores en un 1,1 por 100 a los de 2000, incremento que, homogeneizando la secuencia de devoluciones, asciende al 5,6 por 100.

Los pagos no financieros alcanzaron 78.438 millones de euros (13.051 miles de millones de pesetas), el 6% más que en 2000, debido sobre todo al calendario del pago de intereses.El saldo primario del Estado (una vez eliminado del déficit de caja el pago por intereses) alcanzó hasta junio 6.046 millones de euros (1.006 miles de millones de pesetas), es decir, el 1% del PIB.

INGRESOS NO FINANCIEROS

En los ingresos no financieros del Estado hasta julio, destaca el notable aumento de devoluciones de dos figuras tributarias importantes, el Impuesto sobre la Renta y el IVA. En el caso del primero, esas devoluciones han aumentado el 29% respecto al pasado año (978.800 millones de pesetas en 2001, frente a 760.700 millones en 2000) como consecuencia del adelanto de los pagos en este ejercicio. Aún así, los ingresos por IRPF crecen el 4,9%. En términos homogéneos aumentan el 11%, lo que refleja que el empleo mantiene un importante ritmo de crecimiento.

En el IVA el incremento de devoluciones ha sido todavía mayor (41%, de 1.072 miles de millones en 2000 a 1.516 miles de millones en 2001), pese a lo cual los ingresos por este concepto sólo cayeron el 0,6%. No obstante, en términos homogéneos la recaudación aumenta el 2,1%.

Por lo que respecta a los impuestos especiales, hasta julio sumaron 9.487 millones de euros (1.578 miles de millones de pesetas), con un incremento del 2,5%, continuando con la paulatina mejora de recaudación de los últimos meses. Las principales figuras tributarias en este grupo, el Impuesto sobre Hidrocarburos y el gravamen sobre labores de tabaco, registran aumentos del 1,2% y 7,8%, respectivamente. Destaca el incremento de recaudación en el impuesto de matriculación en julio (6,5%), como consecuencia del tirón de las matriculaciones en ese mes.

PAGOS NO FINANCIEROS

Dentro de los pagos no financieros del Estado hasta julio, las operaciones corrientes y las de capital registran aumentos similares, con el 5,9% y el 5,7% en cada caso.

En el incremento de los pagos, situado en el 6%, han desempeñado un papel importante los pagos financieros. En concreto, ascendieron a 15.144 millones de euros (2.520 miles de millones de pesetas), lo que supone un incremento del 5,1% respecto a 2000. Este aumento se debe al calendario del pago de intereses de deuda pública; de hecho, en los siete primeros meses del año ya se ha abonado el 84,1% de todos los intereses del ejercicio, frente al 81,3% de 2000.

Las transferencias corrientes también han tirado de los gastos no financieros. Hasta julio crecieron el 6,9%, hasta 44.957 millones de euros (7.480 miles de millones de pesetas). Destacan las transferencias a la Seguridad Social, con un aumento del 6,9%, a las Comunidades Autónomas, el 10,1% más, y a las Corporaciones Locales, con un crecimiento del 8,6%. La aportación española al presupuesto de la UE crece el 3,6%.

CAPACIDAD DE ENDEUDAMIENTO

Hasta julio el Estado registró una capacidad de endeudamiento de 10.999 millones de euros (1.830 miles de millones de pesetas), frente a una necesidad de endeudamiento de 3.490 millones de euros (580.700 millones de pesetas) el pasado año, debido al distinto comportamiento de la cuenta corriente en el Banco de España.

Entre las operaciones de activos financieros, destacan los préstamos concedidos por el Estado, que hasta julio ascienden a 988 millones de euros (164.400 millones de pesetas), cifra muy superior a los 175 millones de euros (29.200 millones de pesetas) del año 2000. El mayor incremento se ha producido en los préstamos destinados a investigación y desarrollo tecnológico, con 983 millones de euros (163.557 millones de pesetas), frente a los 277 millones de euros (46.089 millones de pesetas) del pasado ejercicio.

Comentarios