Arguilé exige al Gobierno central que acelere las obras de regulación "si quiere dar algún sentido al Plan Nacional de Regadíos"

El consejero aragonés intervino en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado y criticó la financiación de las obras de regulación

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha solicitado al Gobierno central que acelere las obras de regulación en la Comunidad Autónoma ?si quiere dar algún sentido al Plan Nacional de Regadíos? debatido en el Senado. Arguilé criticó la financiación de las obras de regulación propuesta por el Ejecutivo de José María Aznar porque ?el regante no puede soportar estas cargas, ya que debe ser el Estado el que efectúe la inversión?.

El consejero aragonés realizó estas peticiones durante su intervención en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado, cuya sesión se ha dedicado hoy íntegramente al debate del Plan Nacional de Regadíos Horizonte 2008.

?En Aragón no podemos avanzar en la expansión del regadío si no aumenta la capacidad de agua embalsada?, advirtió el consejero de Agricultura.

El titular del Departamento de Agricultura defendió la importancia del regadío en España al contribuir a ?evitar la desertización, equilibrar el medio ambiente, consolidar la población agraria y asegurar la oferta alimentaria en nuestro país?.

Gonzalo Arguilé se mostró muy crítico con la tardanza del Ejecutivo central en presentar el documento. ?Es un plan peor que el de 1996 porque obtiene menor financiación europea, desciende la aportación pública en consolidación y mejora de los regadíos, interfiere en las competencias de las comunidades autónomas, tiene un mayor coste para el usuario y lo peor es, que sin razón lógica y aparente, llega con cinco años de retraso?.

El consejero aragonés recordó que el gasto público del Plan Nacional de Regadíos de 1996 en materia de modernización y mejora de la gestión y la eficiencia del agua era del 71,8 frente al 50,7% actual.

Arguilé recordó que aunque el Gobierno central ha presentado hoy un Plan Nacional de Regadíos con una inversión total de 836.000 millones de pesetas, 334.000 millones son de inversión privada. De los 502.000 millones restantes de gasto público, la mitad corresponde a las Comunidades Autónomas, por lo que sólo hay 251.000 millones de aportación del Ministerio de Agricultura y de éstos 125.000 se recuperarán a través de SEIASA (Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias SA).

El consejero aragonés indicó que respalda este documento ?por responsabilidad? y porque ?es el instrumento necesario para contribuir a consolidar el sector agrario?. Gonzalo Arguilé pidió al ministro Miguel Arias Cañete ?un mayor esfuerzo público para reducir la aportación de los agricultores para mejorar sus rentas y contribuir entre todos a ahorrar agua?.

Comentarios