Ordesa-Viñamala recibe el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia.

Galardón que recae este año 2001 al conjunto de espacios naturales que forman parte de la Red de Reservas de la Biosfera y que se encuadran en el Programa Hombre y Biosfera de la UNESCO.

La Reserva Ordesa-Viñamala se sitúa en la zona central de los Pirineos, en la provincia de Huesca. Fue declarada como tal por la UNESCO en 1977. Con una extensión de 51.396 hectáreas de terreno ocupa los territorios de la antigua Reserva Nacional de Caza de Viñamala y el primitivo Parque Nacional de Ordesa.

En esta Reserva se distinguen dos sectores bien diferenciados: el occidental y el oriental. El primero, en pleno Pirineo axial, está constituido por la Alta Cuenca del Río Gállego y el Valle de Tena y todavía disfruta de la influencia de vientos húmedos atlánticos. El segundo, drenado por el río Ara y su afluente el Arazas, se encuentra asentado sobre el sustrato calcáreo de las Sierras Interiores Pirenaicas y posee un clima mucho más continentalizado. Su riqueza geológica, vegetal y faunística es incalculable.

Las Reservas de la Biosfera integran una Red Internacional de Áreas Protegidas, establecidas en el marco del Programa Hombre y Biosfera de la UNESCO. Éste surge en el año 1971 ante la preocupación mundial por la desaparición de ecosistemas de especial valor, la extinción de especies y la degradación de la relación del hombre con su entorno. Su objetivo es proporcionar los conocimientos científicos y el personal cualificado necesarios para resolver los problemas que amenazan a los ecosistemas de la Biosfera.

El actual galardón, Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, ha supuesto una enorme satisfacción para los responsables del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que hacen extensivo este reconocimiento a cuantas personas han participado a lo largo de la historia en la preservación de este espacio natural.

Comentarios