Aeromoto reúne en Santa Cilia de Jaca a los amantes de las motos y los aviones.

Para la Organización de Aeromoto Jaca, según palabras de su presidente, "ha supuesto un verdadero aliciente, porque hemos tenido en todo momento la generosa disposición de los Ayuntamientos de Jaca y Santa Cilia, y hemos empezado a prepararlo juntos e ilusionados". La convivencia de "esa extraña pareja" de aviones y motos, que se inició hace seis años -1996- ha cuajado en "una pareja bien avenida", ha dicho Jesús Tresaco. "La gente se conoce de hace muchos años, algunos participantes vienen repitiendo su asistencia desde la primera edición, y esto es lo más gratificante y lo que nos da el aliciente para seguir adelante.

La sexta edición de AEROMOTO rinde homenaje a la memoria del trágicamente desaparecido Manuel Giménez Abad. "Él fue, ha explicado, el impulsor de este encuentro de aviones y motos. Creyó desde el principio en nosotros y gracias a su concurso estamos hoy aquí?. Tresaco recordó como en Jaca, "dos días antes de que la sinrazón y el fanatismo acabaran con su vida, me contaba que tenía muchas ganas de acudir a Aeromoto.., seguro que nos estará viendo y contamos más que nunca con su presencia".

Este domingo la aviación toma el relevo con el Festival Aéreo que desde las 10,30 horas y durante algo más de dos horas, contará con la participación de un helicóptero HU-10 de la Base Aérea de Agoncillo (Logroño), con lanzamiento de la Brigada de Paracaidistas de Alcalá de Henares (Madrid), un helicóptero contra incendios y otro medicalizado del Gobierno de Aragón, el helicóptero de Rescate de la Guardia Civil de Huesca, además de las acrobacias de un Sukhoi-27, un velero del aeródromo de Santa Cilia, ejercicios de aceleraciones en pista de los American Car, exhibiciones de la Patrulla de la Guardia Civil de Mérida y la espectacularidad de un F-18 de la Base Aérea de Zaragoza animarán el último día de AEROMOTO.

Comentarios