La superficie forestal quemada desciende un 60 por ciento con respecto al año pasado.

Durante los primeros ocho meses del año 2001 se ha quemado una superficie forestal de 45.335 hectáreas, según los datos facilitados por las Comunidades Autónomas, mientras que en el mismo periodo del año pasado se quemaron 111.098 hectáreas.

De la superficie quemada, 31.512 hectáreas corresponden a zona arbolada y 13.512 a superficie no arbolada. Estos datos suponen que el fuego ha afectado al 0,168 por ciento de toda la superficie forestal.

La comparativa demuestra también una reducción del número de siniestros, ya que hasta la fecha se han registrado 3.533 incendios con una extensión superior o igual a 1 hectárea, mientras que el año pasado tuvieron lugar 6.375. Las condiciones meteorológicas han contribuido a la reducción del número de incendios este año. Las precipitaciones ha permitido mantener verde la vegetación herbácea, aunque se hayan registrado altas temperaturas.

El Ministerio de Medio Ambiente, que ha invertido en la presente campaña de lucha contra incendios 6.396 millones de pesetas, mantiene a disposición de todas las Comunidades Autónomas, un dispositivo de 54 aeronaves en 34 bases y 11 Brigadas de Refuerzo de Intervención en Grandes Incendios (BRIF), con cerca de 400 personas, capaces de dar cobertura nacional.

Estos medios han intervenido este verano en la extinción de incendios en Cataluña, Andalucía, Extremadura, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Baleares y Valencia. Destaca, por ejemplo, su intervención en la extinción del incendio ocurrido en Chert (Castellón), a finales de agosto, y que supuso 19 actuaciones de BRIF, 458 horas de vuelo, 2.442.600 litros de agua descargada y la participación de 258 combatientes.

El Ministerio de Medio Ambiente mantienen los servicios de vigilancia y predicción del peligro de incendios, que cuentan con 14 unidades móviles de meteorología y transmisión de datos e imágenes de satélite (NOAA y Meteosat), así como datos de la red del Instituto Nacional de Meteorología, que están a disposición de todas las Comunidades Autónomas.

Aunque los datos de siniestralidad de este año se encuentran por debajo del anterior, se recomienda a todos los ciudadanos precaución para evitar incendios forestales.

Comentarios