Felicidades Don Javier

Javier Osés cumple hoy 75 años la edad de renuncia para los obispos. Y flota en el ambiente el interrogante de quien será su relevo en la diócesis oscense. Durante 32 años Javier Osés Flamarique ha estado al frente de la diócesis. El comienzo de su mandato coincidía con la transición, momento en el que no dudó estar al lado de las libertades democráticas y de la justicia social. No fue fácil, y ello le granjeó el respeto generalizado de Huesca, que veía en el nuevo obispo un puntal sobre el cual construir una nueva comunidad más libre.

Con sacerdotes como él se inició una nueva época en el seno de la iglesia española. Eran personas más comprometidas más cercanas al pueblo y más críticos con los poderes por entonces gobernantes. Durante esas tres décadas Javier Osés, ha seguido estando entre esa corriente más progresista de la iglesia y ha querido estar siempre entre los más necesitados, algo que ha demostrado, por ejemplo con su apoyo decidido a la labor de los hermanos de la Cruz Blanca en Huesca.

Hijo adoptivo de Huesca, hijo predilecto de Tafalla, medalla del Gobierno de Aragón... Javier Osés, también ha contado siempre con el reconocimiento de sus feligreses. Así volvía a ponerse de manifiesto las pasadas fiestas de San Lorenzo, cuando en la Misa Pontifical su vicario y amigo, Agustín Catón, con algún quiebro de voz por la emoción, hacía llegar a los oscenses el mensaje del Obispo. Mensaje que hacía que las lágrimas se asomaran en más de un rostro de los allí presentes y que levantaban un sentido aplauso.

Ante sonidos como éste es cuando en la radio sobran las palabras. Felicidades, Javier Osés. Felicidades, Don Javier.

Comentarios