Cartas al director: Marcha europea por una Nueva Cultura del Agua

Organizadores de la Marcha Azul

Las organizaciones convocantes reivindicamos un Plan Hidrológico Nacional (PHN) que modernice la actual política hidrológica, gestione la demanda de este recurso crecientemente escaso y lo distribuya de forma sostenible en coherencia con la Directiva Marco de Aguas recientemente aprobada en la Unión Europea (UE).

Desgraciadamente el PHN aprobado que nos ha impuesto el Partido Popular (PP) supone:

1) Una política basada en el crecimiento continuo de la oferta de agua, cuya consecuencia es una sobreexplotación de los ecosistemas hídricos auspiciada por intereses especulativos que se mueven impunemente en la ilegalidad.

2) La continuidad de un enfoque anticuado ?de oferta? bajo masiva subvención pública, basado en la construcción de grandes obras hidráulicas: un centenar de grandes embalses, más encauzamientos y trasvases que, como el injustificable trasvase del Ebro, provocarían graves impactos ambientales, al territorio, a las personas que lo habitan, a la cultura que estos sustentan, al Patrimonio y al paisaje asociado a esta cultura.

3) Ampliar las diferencias económicas y sociales entre distintas zonas del Estado, consolidando una ordenación del territorio cada vez más desequilibrada e injusta entre el interior y el litoral, entre la montaña y el llano, entre la ciudad y el medio rural.

4) Fomentar, en áreas con una grave escasez de agua, una demanda insaciable que no podrá satisfacerse, creando así graves problemas socioambientales a medio y largo plazo. Resulta inaceptable la justificación de tales demandas desde el llamamiento a una solidaridad interesada, por realizarse desde intereses especulativos y exigir sacrificios a los más desfavorecidos.

5) Profundizar el deterioro ambiental de ríos, lagos, deltas humedales, bosques de ribera, montañas... sin tener en cuenta que el agua, además de su importante función económica, es la base de la vida de todos los ecosistemas y un elemento esencial de nuestra salud y bienestar.

6) Este Plan supone impulsar el mercadeo del agua como nueva clave de gestión, tal y como impusieron en la Reforma de la Ley de Aguas en la pasada legislatura PP y CiU. Desde nuestro punto de vista, el agua es y debe seguir siendo un recurso público gestionado tomando como premisa al interés general.

7) Se infravalora la creciente reducción de los recursos hídricos a consecuencia del cambio climático, eludiendo así la responsabilidad de diseñar un futuro de sostenibilidad desde la prudencia y el realismo.

A pesar de las masivas movilizaciones sociales que exigían la retirada de este Plan, el Gobierno, con el apoyo de CiU y Coalición Canaria ha impuesto el paseo militar anunciado, desoyendo las críticas y alternativas propuestas desde amplios sectores de la comunidad científica.

La aprobación de este Plan supone por otro lado una grave irresponsabilidad política por cuanto intenta eludir, en el periodo de transición que la UE ofrece para transponer la nueva Directiva Marco, la coherencia, los nuevos criterios de gestión y los objetivos que marca dicha Directiva. Por otro lado, el Gobierno, en su afán de imponer una apresurada política de hechos consumados, vulnera gravemente diversas Directivas ya vigentes desde hace años: la de Hábitats, la de Aves... despreciando por otro lado la inminente aprobación de la Evaluación Ambiental Estratégica. Además, obras contempladas en este PHN, se encuentran en este momento ?sub iudice?, con importantes ex altos cargos del Ministerio de Medio Ambiente querellados y declarando ante los jueces.

Ante esta situación, es imprescindible abrir un amplio debate social con garantías de participación igualitaria de todos los territorios y sectores afectados, abriendo un proceso de democratización real de los órganos de participación relacionados con la planificación y gestión del agua en España.

Convencidos de que, en una u otra medida, este problema de democratización y participación ciudadana es general en Europa, y de que este Plan es irrealizable sin la masiva financiación que España espera obtener de los fondos europeos, lanzamos la iniciativa de MARCHAR DESDE EL DELTA DEL EBRO HASTA BRUSELAS en una MARCHA EUROPEA POR LA NUEVA CULTURA DEL AGUA en pro de un desarrollo efectivo de la Directiva Marco que permita:

1) Una planificación del uso sostenible de los recursos de las diferentes cuencas, basada en el conocimiento exhaustivo de los consumos reales de cada actividad y en la gestión conjunta de los recursos superficiales y subterráneos.

2) Un uso racional del agua cuyo eje central sólo puede ser el ahorro, apostando por incrementar sustancialmente la eficiencia, reduciendo las pérdidas en las redes de distribución, fomentando el empleo de técnicas de riego más eficientes, la depuración y reutilización de las aguas.

3) La implantación efectiva de la legalidad acabando con la sobreexplotación, los vertidos incontrolados, las captaciones y las roturaciones ilegales.

4) Una planificación territorial que impulse un desarrollo sostenible, equilibrado y armónico, basado en la utilización responsable y solidaria de los recursos existentes.

5) La recuperación de nuestros ecosistemas hídricos, que después de años de agresión y desidia se encuentran muy deteriorados, asegurando la protección efectiva del dominio público hidráulico, la restauración hidrológico forestal, la conservación de los ríos, humedales y acuíferos, así como la reducción de la contaminación.

6) La conservación y restauración del Patrimonio cultural como referente de nuestros paisajes y elemento indispensable para la memoria histórica y la diversidad cultural, aspectos que contribuyen al equilibrio y progreso de la sociedad.

7) La planificación integrada entre España y Portugal de las cuencas compartidas tal y como exige la Directiva Marco.

Tal y como demuestran los estudios económicos de expertos independientes, los costes de este Plan superarían con mucho los beneficios esperables, quebrantando la lógica económica defendida por la Directiva Marco Europea. Ello exige, como clave de ejecución, la masiva subvención europea. Tal subvención no sólo impulsaría el mayor atentado ecológico jamás aprobado en España, sino que atentaría contra las leyes políticas europeas en vigor, en beneficio, una vez más, de las empresas constructoras, las eléctricas y las multinacionales de gestión de aguas que, en este caso, a través de los mercados de aguas públicas subvencionadas en los trasvases, impulsarían los negocios especulativos que ampara el modelo de desarrollo insostenible que promueve el Gobierno.

Por todo ello, las organizaciones convocantes de esta MARCHA EUROPEA nos proponemos:

1.- Bloquear los fondos europeos de los proyectos más impactantes que impone el PHN.

2.- Fomentar la participación ciudadana y la educación por la NUEVA CULTURA DEL AGUA en Europa, democratizando la gestión de aguas en la perspectiva del Desarrollo Sostenible.

3.- Desarrollar en toda su profundidad la Directiva Marco de Aguas de la UE, desde la estricta aplicación del principio de NO DETERIORO en el periodo de transposición.

Comentarios