Aínsa celebra la fiesta de la Morisma

La Plaza Mayor de Aínsa es escenario durante este fin de semana de la fiesta de la Morisma, un drama histórico de mucho tiempo atrás cuyo texto se ha transmitido de generación en generación. Se trata de la representación de la conquista de Aínsa por los Cristianos en el siglo VIII. 250 vecinos colaboran en la representación de la conquista de la Villa por el ejército cristiano del Rey García Jiménez que se lleva a cabo todos los años impares durante el primer fin de semana de septiembre.

En la Morisma hay personajes fijos como los reyes moros y cristianos, pero hay otros que cambian. Son los que se presentan a estos reyes. Este año, dos niños saharauis están en nuestra provincia pasando el verano con familias del Sobrarbe y serán ellos los que interpretarán un ?dicho? sobre las bondades del mestizaje cultural. Un acto que tendrá lugar el domingo a las 5 de la tarde y será el momento en el que se interrumpirá el mercado medieval que tendrá lugar en el casco antiguo de la localidad.

Las Cortes de Aragón han venido apoyando esta fiesta durante toda su historia, existiendo constancia de que en el año 1676 acordaron conceder 10 libras jaquesas como contribución y, posteriormente, en 1717, el Rey Felipe V dispuso que se continuase pagando dicha cantidad para colaborar con su celebración.

Aínsa fue escenario de cruentas batallas entre cristianos y musulmanes, siendo liberada de los musulmanes en el año 724 tras un combate en que la tropa cristiana fue guiada a la victoria por una cruz luminosa que apareció sobre una carrasca (Sobrarbre). El árbol y la cruz se convirtieron en el escudo de la villa y forman parte de uno de los cuarteles del escudo de Aragón. El lugar de la aparición está conmemorado a las afueras de Aínsa con un templete circular construido en 1655.

AÍNSA, CAPITAL DE SOBRARBE

Es la capital de la comarca oscense de Sobrarbe. Está situada en el cruce de los ríos Cinca y Ara y próxima al embalse de Mediano y se encuentra a 68 kilómetros de Barbastro. Su ubicación resulta privilegiada al encontrarse entre Francia, el Monte Perdido y el Parque Nacional de Ordesa, el Parque del Posets y el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Su casco antiguo se conserva con un celoso esmero que mantiene a la perfección el ambiente vital del medievo. La zona de ensanche acoge las construcciones más modernas, donde se ubican los servicios y la hostelería.

Su plaza mayor porticada, de planta trapezoidal, data de los siglos XII y XIII, con soportales en dos de sus lados, y es el punto ideal de la visita a sus edificios más singulares. Mirando a la Peña Montañesa, a la izquierda queda el Castillo, iniciado en el siglo XII y reformado en el XVI; la torre del homenaje es del siglo XI, y actualmente se encuentra en restauración; es escenario cada verano de los Festivales Musicales. Un edificio anexo al castillo alberga el Eco Museo, dedicado a divulgar la fauna y flora del Pirineo. Incluye un túnel de observación que permite conocer aves rapaces en peligro de extinción. Abre en verano y Semana Santa, de 1030 a 1430 y de 17 a 2030 horas.

A la derecha se yergue la torre campanario de la iglesia parroquial de Santa María. En este templo deben visitarse su curioso claustro triangular (siglo XIV) y su cripta con 18 columnillas (siglo XI), desenterrada durante las obras de restauración de los años 70.

El templo fue saqueado durante la guerra civil, y de sus tesoros artísticos sólo se salvó de la destrucción una talla de la Virgen y el Niño policromada fechada en torno a 1350.El casco urbano, además de la citada plaza porticada, se conservan vistosas casas con ventanas ajemizadas, del siglo XVI, formando un conjunto armónico y cuidado. Existe un Museo de Oficios y Artes Tradicionales en la casa Latorre de la calle Mayor.

Otros lugares de Interés en el término municipal: - Guaso: iglesia de San Salvador, de planta románica y concluida en el siglo XVI, junto a la que se conserva perfectamente el Desconjuradero, un templete que domina las vistas a los cuatro puntos cardinales destinado a realizar exorcismos. Acceso asfaltado. A 15 minutos del centro de Aínsa. - Santa María de Buil: iglesias de San Martín (s. XI) y Santa María (s. XVI). Acceso por pista de tierra en buen uso, apta para turismos. A 30 minutos de Aínsa. - Olsón: iglesia de Santa Eulalia (s. XVI), llamada popularmente "la Catedral". A unos 30 minutos de Aínsa.

FIESTAS : Hogueras de San Sebastián, 20 de enero; Fiestas Mayores, del 14 al 16 de septiembre en honor a la Santa Cruz.

Comentarios