24 bofetadas

Margarita Gabarre

24 bofetadas hicieron reaccionar a Marta hace ahora una semana. 24 bofetadas, además de los innumerables golpes e insultos de cada día..., del miedo y la presión psicológica continua a la que estaba sometida desde hacía varios meses y que estaba dejando su autoestima por los suelos.

Ahora Marta espera a que llegue el asistente en compañía de la psicóloga y del abogado. Espera inquieta entre esas cuatro paredes, completamente nuevas para ella, a que otras personas le digan qué debe hacer con su vida. En qué ciudad será más conveniente que viva, en qué podrá trabajar, a qué colegio irán Elena y Pablo... Innumerables preguntas que en unos minutos tendrán su respuesta concreta. Aunque no habrá nada que pueda responder a la pregunta que desde hace una semana no abandona la mente de Marta: ?¿Por qué??

Dicen que en verano siempre se recrudecen este tipo de hechos. No hay motivos científicos pero los expertos aseguran que es normal ya que la convivencia es más estrecha al pasar la familia más tiempo junta. ¿Acaso no es eso lo normal? ¿No es lo lógico que las familias pasen tiempo juntas?, piensa Marta.

Son muchos los aspectos legales, jurídicos y económicos a los que Marta va a tener que enfrentarse a partir de ahora. Y eso no se refleja en la inmensa mayoría de las campañas contra los malos tratos que vemos en televisión y en los medios de comunicación, que insisten a las mujeres en que se atrevan a dar el primer paso y denuncien. Pero para que las mujeres den ese paso las campañas de violencia de género no pueden basarse sólo en cifras sino que tienen que atender directamente a las personas. Así no habrá otra Marta que tenga que esperar a recibir 24 bofetadas.

Comentarios