Cincuenta alumnos participan en los cursos de música que se han celebrado en la residencia de Panticosa.

Cerca de medio centenar de alumnos, estudiantes de música, han participado en los distintos cursos que se han desarrollado en la Residencia de Panticosa durante los meses de julio y agosto, organizados por el área de Cultura de la Diputación de Huesca en colaboración con otras entidades aragonesas. Los encargados de impartir las clases teóricas fueron los profesores: Antonio Amal, concertista oscense, Pedro Gimeno, profesor del Conservatorio Superior de Música de Zaragoza, Mariano Ferrandez, profesor de Piano del Conservatorio de Bruselas y Javier Rovira profesor del Conservatorio de Madrid.

La pretensión de estos seminarios es "complementar y mejorar la formación de los estudiantes de música en Aragón, no en vano, en su mayoría proceden de esta comunidad autónoma", según se asegura desde la organización. En esta edición se han desarrollado dos cursos; el primero versó sobre Guitarra y Violín, (del 15 al 27 julio) y el último sobre Piano que fue clausurado el pasado miércoles en la Iglesia de Panticosa con la presencia del Diputado de Cultura, Salvador Ariste. El curso concluyó con un concierto ofrecido por los alumnos más aventajados que interpretaron algunas de las piezas más conocidas de la historia de la música clásica. Los asistentes al recital pudieron deleitarse con obras de Haydn, Schubert, Schumann, Liszt o Chopin, entre otras.

El diputado de Cultura subrayó la calidad y el buen trabajo desarrollado por el casi medio centenar de alumnos que han participado en los cursos. A lo largo de las catorce ediciones, los cursos de música se han consolidado como una de las ofertas culturales más prestigiosas de las organizadas por la Diputación de Huesca. El programa incluía también una serie de conciertos ofrecidos por los profesores que han impartido los seminarios en la Iglesia de Panticosa.

El presupuesto para este programa cultural alcanza los 4 millones de Pesetas.

Comentarios