Superado el ecuador de San Lorenzo, se reducen los escenarios festivos

Tras el intenso fin de semana, en el que toda la ciudad ha bullido en fiestas, San Lorenzo entra este lunes en aguas más calmadas y la actividad festiva se reduce. De los cuatro escenarios que había hasta el momento: Jardín de Verano, Plaza López Allué, Ramón y Cajal y General Alsina, ahora nos quedamos con dos: López Allué y General Alsina. Es precisamente en este último donde ha comenzado el ciclo noches del mundo, cuyo éxito es indiscutible ya que no sólo ha logrado satisfacer la demanda de un público de gente entre los 30 y 40 años sino que además ha conseguido integrar a la población inmigrante en las fiestas.

Tras escuchar la música llegada de Mali, las próximas actuaciones traerán a Huesca los sonidos de Jamaica y de Cuba.

Respecto, a escenarios como el Jardín de Verano, el concejal de Fiestas Andrés Puyuelo ha señalado que pese a que los primeros días no tuvo mucha aceptación sí que tuvo más éxito en su última jornada. De todos modos el edil de fiestas reconocía que este escenario quedaba algo más lejos del centro festivo lo que provocaba que buena parte del público al que iba dirigido, prefiriese pasar la noche cenando o en la verbena de la Peña Os Casaus, ubicada en un lugar mucho más céntrico.

Otros de los actos que están contando con una magnífica aceptación en estas fiestas de San Lorenzo son los dirigidos a los más pequeños. Entre 600 y 800 niños pasan diariamente por los cuatro escenarios montados en el parque. También los campeonatos de juegos tradicionales como la rana o el tejo están contando con una gran participación de público de la tercera edad.

Comentarios