La pensión media de jubilación se situó en 94.102 pesetas en julio,

La pensión media de jubilación del Sistema de la Seguridad Social se situó el 1 de julio de 2001 en 94.102 pesetas (565,56 euros) al mes por catorce pagas, según datos facilitados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Esta cuantía media representa una tasa de incremento interanual del 5,6 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, al pasar de 89.150 pesetas (535,81 euros) al mes en julio de 2000 a 94.102 (565,56 euros) en julio de 2001.

Tras las de jubilación, destacan también por su importe las de incapacidad permanente, que alcanzaron el 1 de julio de este año una cuantía media de 95.201 pesetas/mes (572,17 euros), frente a las 89.433 pesetas/mes (537,50 euros) en julio del año anterior. El importe de estas pensiones ha aumentado un 6,4 por ciento en los últimos doce meses.

Las pensiones de viudedad, orfandad y en favor de familiares, alcanzaron en julio de 2001 una cuantía media mensual de 58.103, 35.087 y 43.672 pesetas, (349,21; 210,88 y 262,47 euros) respectivamente. Así, el importe medio de las pensiones de viudedad creció en los últimos doce meses un 5,3 por ciento, las de orfandad un 5,9 por ciento y las prestaciones en favor de familiares un 6,8 por ciento.

MÁS DE SEISCIENTOS MIL MILLONES AL MES EN PENSIONES

Durante el mes de julio, el sistema de la Seguridad Social abonó 7.678.394 de pensiones contributivas en todo el territorio nacional. De ellas, 4.545.833 eran de jubilación, 2.041.990 de viudedad y 789.480 de incapacidad permanente. De orfandad se pagaron 257.575 y 43.516 en favor de familiares.

De los 632.513 millones de pesetas (3.801.482 miles de euros) que se dedicaron en julio al pago de las pensiones contributivas de la Seguridad Social, 427.770 millones (2.570.949 miles de euros) correspondieron a la nómina mensual de las pensiones de jubilación, el grupo más numeroso del Sistema, y 75.159 millones (451.715 miles de euros) a las de incapacidad permanente.

Al abono de las pensiones de viudedad correspondieron 118.647 millones de pesetas (713.080 miles de euros). El pago del resto de las pensiones -orfandad y a favor de familiares- supusieron un gasto de 9.038 y 1.900 millones de pesetas (54.317 y 11.422 miles de euros), respectivamente.

Comentarios