Más de tres mil personas disfrutaron de la música de Carlos Núñez

Cuatro años después de haber actuado en el Festival Internacional Castillo de Aínsa, Carlos Núñez regresó ?a este castillo mágico? en el que volvió a entusiasmar a las más de tres mil personas que mostraron su fidelidad a la carismática estrella de la gaita gallega y las flautas.

Núñez interpretó temas de su último disco ?Mayo Longo?, aunque hizo un recorrido por sus dos álbumes anteriores ?A Irmandade das Estrelas? y ?Os Amores Libres? durante la hora y media que duró el magnífico concierto, en el que una vez más puso de manifiesto su virtuosismo. Junto a él destacó la intervención de su hermano Xurso (batería, percusión, guitarra y teclados), de Pancho Álvarez (bouzoki, mandolina, guitarra y voz), de José Vera (bajo), de Paloma Trigas y de Begoña Riobo (violín) y, de la cantante portuguesa Anabela Braz.

Sin duda, uno de los temas más ovacionados fue ?Pozo de Arán? (un pozo que concede todos los deseos, según contó Núñez), cantado por Anabela, muy de moda al encontrarse en estos momentos en las listas de éxitos, y que en el turno de bises volvieron a repetir, con una mayor participación y entrega del público. Carlos Núñez recordó a los marineros gallegos desaparecidos en la mar en ?Nana de lluvia?, con la voz de la cantante portuguesa.

El carisma de Carlos Núñez propició un compromiso total entre la banda y el público. El músico gallego recordó a ?mis maestros The Chieftains? en la celebración de su cuarenta aniversario, dedicándoles una canción procedente de tierras irlandesas, titulada ?Mujeres de Irlanda?. Su reciente colaboración con el líder de Supertramp, Roger Hodgson, en el tema ?Moon says hello?, fue interpretado por la violinista Paloma Trigas.

La variedad y la riqueza sonora fue la nota característica de este concierto, en el que Anabela interpretó un fado y Carlos Núñez dedicó palabras de elogio a la gaita de boto aragonesa con la que tocó ?un tema dedicado a todos los gaiteros aragoneses que trabajan en la recuperación de este instrumento?.

La fuerza, la pasión y el entusiasmo que destella Carlos Núñez, apodado como ?el Jimi Hendrix de la gaita?, elevaron la energía del público en un concierto en el que el clímax fue ?in crescendo? hasta involucrar a los asistentes en el conocido tema ?Rianxeira?, cantado con la alegría que desde el escenario transmitía Carlos Núñez. El espectáculo cobraba esplendor tal y como iba avanzando y, lógicamente, cuando alcanzaba su fin. Núñez y su banda subieron dos veces al escenario en los bises, despidiéndose de Aínsa con el virtuosismo de la banda en un ?Harmonium?, armónico y apasionante.

Comentarios