La Comisión Institucional encabeza el ránking legislativo de las Cortes de Aragón con ocho textos aprobados en dos años.

La Comisión Institucional ha elaborado ocho proyectos de ley durante los dos primeros años de la V Legislatura de las Cortes de Aragón, con lo que se sitúa como el órgano parlamentario más productivo en el ámbito legislativo, puesto que la cifra representa una cuarta parte de los treinta y dos textos aprobados.

Este dato todavía es más revelador si tenemos en cuenta que de las treinta y dos leyes, hasta un total de quince se aprobaron en lectura única, es decir, no fueron remitidas a las diversas comisiones para su debate en la denominada fase de ponencia.

En este apartado, la comarcalización se ha convertido en el buque insignia del trabajo legislativo. Los territorios del Aranda, Calatayud, Alto Gállego y Tarazona y Moncayo han comprobado la agilidad imprimida por los diputados aragoneses a este proceso parlamentario, y ya disponen de sus respectivas leyes de creación.

Sin embargo, la producción en el ámbito legal también se ha extendido a otras áreas de actuación. Así, se ha logrado cerrar el entramado institucional de la Comunidad Autónoma de Aragón con la Ley de Creación de la Cámara de Cuentas, que añade la figura del Auditor General a la política aragonesa a partir del próximo octubre. De esta forma, Aragón se sumará al grupo de comunidades que dispone de este tipo de organismos, culminando un proceso que se iniciara en la década de los ochenta. La intención es que la elección del cargo se produzca en el trimestre siguiente, para disponer de otros tres meses para la elaboración del reglamento interno. Este calendario permitirá la realización de un primer informe del Auditor General sobre el ejercicio presupuestario del Gobierno de Aragón del 2001.

La designación de este nuevo cargo correrá a cargo del pleno de las Cortes de Aragón, de quién dependerá orgánicamente, y para concretarse deberá obtener una mayoría de tres quintos, la misma proporción que se necesitará para un eventual cese. El Auditor General de Aragón, que tendrá dedicación exclusiva, dispondrá de un mandato de seis años, con una sola posibilidad de reelección y, a la hora de su nombramiento, deberá cumplimentar una serie de requisitos, como ser titulado superior u ofrecer una experiencia de, al menos, diez años en el ámbito financiero.

Otras leyes de vital importancia para el desarrollo de Aragón han sido la de Creación de la Entidad Pública Aragonesa de Servicios Telemáticos, que ha sentado las bases para una correcta y eficaz participación en el desarrollo de las nuevas tecnologías, y la del Juego, que ha ordenado un sector que necesitaba, desde hace tiempo, una regulación acorde con sus consecuencias sociales y económicas. Las medidas en materia de Gobierno y Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón cierran este intenso capítulo de actividad legislativa.

Este trabajo, sin embargo, no ha copado la labor de la Comisión de Institucional, puesto que, en el ecuador de la V Legislatura de las Cortes de Aragón, se han debatido en las veintitrés reuniones celebradas ocho proposiciones no de ley, que se han aprobado en su totalidad, mientras que también ha habido cabida para desarrollar más de ochenta preguntas parlamentarias.

Otro aspecto importante de la actividad de este órgano parlamentario ha sido el número de comparecencias celebradas, un total de diecisiete, con tres todavía pendientes de tramitar. Dentro de este apartado, destacan sobremanera las presencias del vicepresidente del Gobierno de Aragón en torno al Plan de Política Demográfica de Aragón, que sirvieron para abrir un proceso en el que participaron los grupos parlamentarios con la presentación de cerca de noventa propuestas de resolución.

Comentarios