Pito, pito...gorgorito

Cristina Pérez

No beneficia nada, porque cuando estamos a dos momentos de que la comarcalización sea efectiva en el Pirineo, no beneficia nada el que coincidan. Me explico. Día dos de septiembre, la localidad de Gavín acogerá el Día de la Junta Comarcal del Alto Gällego y el día dos de septiembre la localidad de Ansó celebra el Día de la Comarca de la Jacetania. Al margen de toda la dinámica que tenga una comarca, no debe de perder nunca su talante conciliador con el resto de valles, porque no está sola, no es un ente aislado. No es esa la filosofía, supongo, de la administración aragonesa cuando decide dar competencias a una Mancomunidad para convertirse en Comarca.

Hacer coincidir- espero que sin intención y por casualidad- ambas jornadas en el mismo día y en localidades tan lejanas una de otra, va a obligar a los vecinos, que normalmente no piensan cuando pisan un valle si están en una comarca o en otra, a elegir.

Y sin querer se empezará a trazar una línea imaginaria donde se diga de aquí para allá Alto Gállego y de allá para aquí Jacetania. Y de los puentes volveremos a hacer barreras, porque estas jornadas sirven siempre de excusa de encuentro de gentes que, habitualmente, no tienen oportunidad de verse. Pero si se hace coincidir ambas jornadas festivas, cada uno, lógicamente, irá al pueblo que le pille más a mano.

La comarcalización debe de dar servicios a la zona que comprende, tendrá voz y voto, será vinculante, organizará con su presupuesto su vida y logrará ese punto de autonomía que siempre se reivindica para tomar las decisiones sobre el terreno y no en un despacho a doscientos kilómetros. Pero no debería hacer coincidir su día festivo, su jornada de celebración con la del vecino porque no es positivo.

En este caso no se sabe quién convocó antes ,quien ?guardó? antes la fecha. Es lo de menos. Demuestra que la organización, para empezar, no es todo lo buena que se exigiría de ambas futuras comarcas. Este año ya no se salva. La duda la van a tener los políticos de turno cuando vean que les llegan invitaciones de las dos zonas y deban elegir,o estar en las dos a la vez. Quizá el don de la ubicuidad esté a punto de existir. El día dos de septiembre lo comprobaremos.

Comentarios