El año 2001 ha registrado muy pocos incendios forestales en Huesca.

A pesar de que el riesgo, en estos momentos del año, es altísimo, hasta el momento, en lo que va de 2001, se han producido 40 incendios, contando entre ellos los conatos, los que han afectado a menos de cinco hectáreas de terreno y aquellos en los que han ardido más de cinco hectáreas.

La superficie total que se ha quemado ha sido de algo más de 59 hectáreas, de las que casi 27 eran de superficie arbolada. Tan sólo ha habido dos grandes fuegos en los que, en total, ardieron 27 hectáreas y media de terreno, una superficie que se considera relativamente pequeña, en comparación con los grandes incendios que pueden producirse.

Expertos de medio ambiente del Gobierno de Aragón han asegurado que éste está siendo un año estupendo para la provincia de Huesca. Sorprende no encontrar en este listado el incendio en el que, semanas atrás, en Ola, en el municipio de Alcalá del Obispo, ardieron más de 300 hectáreas. La respuesta es se trataba de un incendio agrícola, en el que se quemaron grandes cantidades de rastrojos, pero que, por definición, no se recoge en las cifras que contempla el Gobierno aragonés.

Los datos que ofrece, como estadística, el departamento de Medio Ambiente se refieren a los incendios forestales. Estos incendios son aquellos que se producen en el monte, es decir, en terreno poblado de especies arbóreas, arbustivas o herbáceas, naturales o procedentes de repoblación, no propias de cultivo agrícola.

A pesar de estas alentadoras cifras, no hay que bajar la guardia. El invierno fue muy húmedo y el verano está siendo muy seco. Como ya avanzó ayer el consejero de Medio Ambiente, Víctor Longás, Aragón se encuentra en situación de alto riesgo de incendios, porque hay mucha hierba seca y un grado de ignición muy alto. Durante esta época se producen muchas tormentas secas, y el rayo se convierte en la principal causa de incendios. En la provincia de Huesca, son casi inexistentes, afortunadamente, los incendios provocados, y muchos los que se producen por negligencias.

Comentarios