Desastre ecológico en Riglos (Huesca)

Ha sido calificado como milagro que la población de Riglos se haya salvado de las llamas porque ha quedado completamente rodeada. La población, unos ciento cuarenta habitantes, eran evacuados a Ayerbe, lo mismo que los habitantes de Linás de Marcuello. Ya se habla de desastre ecológico en la zona. Una zona de gran riqueza en la que se llevaban a cabo numerosas actividades deportivas, gastronómicas y ecológicas que se van a ver afectadas por las consecuencias de este incendio.

Al Reino de los Mayos le costará mucho tiempo recuperarse de este desastre ecológico que ha alcanzado ya a 2.000 hectáreas. Pero lo malo es que según las predicciones se llegará a quemar mucho más terreno. El desconsuelo es patente entre los vecinos de la zona que ven sobre sus cabezas un cielo enrojecido y respiran el olor de su monte del que van quedando cenizas y que tantos años tardará en recuperarse.

El incendio ha afectado a zonas de la Sierra de Loarre como Linás de Marcuello y Riglos. También ha llegado el fuego a Triste y Carcabilla. Luis Estaún, director general de Turismo del Gobierno de Aragón, ha afirmado que el ejecutivo autónomo se va a volcar para con este territorio de cara a dar prioridad a algunos proyectos turísticos que compensen los daños que por suerte han sido únicamente materiales. Por ello se observa con satisfacción que ninguna persona haya resultado herida así como tampoco se han producido daños en las casas de los pueblos.

Finalmente se ha salvado la urbanización de cuarenta chales que se veía acosada por el fuego pero los efectos del incendio han sido cuantiosos. Se ha cortado el tráfico ferroviario en la línea Huesca-Jaca. Ha ardido el apeadero de Riglos y la ermita de la Virgen de Marcuello. También el Mirador de los Buitres. La Carretera A-132, de Huesca a Puente la Reina de Jaca por Ayerbe no se ve afectada por el fuego.

Comentarios