Aragón confirma la moderación y estabilidad de su deuda

Por segundo año consecutivo, la Comunidad Autónoma de Aragón mantiene la estabilidad y moderación de su deuda (lo que en el lenguaje económico se conoce como "el rating a largo plazo AA-"), según ha confirmado la agencia Standard & Poor's. Este indicador refleja la sólida situación presupuestaria del gobierno autónomo; un sistema de financiación que garantiza un crecimiento mínimo de los ingresos y cuya revisión otorgará a las comunidades autónomas una mayor autonomía fiscal; y un nivel de deuda que, aunque superior a la media de la comunidades autónomas españolas en términos relativos, es moderado a nivel internacional.

Standard & Poor's espera que, a través de un estricto control del gasto, y gracias a las buenas perspectivas de crecimiento de los ingresos (se espera que Aragón se beneficie del nuevo sistema de financiación que otorga mayor flexibilidad fiscal), la región pueda equilibrar su ejecución presupuestaria en corto plazo de tiempo.

Según expresa el informe de la citada agencia internacional, el nivel de deuda de la comunidad es moderado y estable, representando el 77% de los ingresos corrientes en 2000 (sustrayendo las transferencias de la UE donde la región actúa como mero intermediario). Con unas necesidades de financiación limitadas a medio plazo, se espera que la deuda de la región se mantenga en niveles reducidos.

Standard & Poor's ha destacado que Aragón presenta una economía relativamente diversificada: el peso del sector agrícola e industrial es mayor al de la media de las regiones españolas, mientras que el sector terciario presenta un peso inferior al del resto de las regiones. La industria se encuentra relativamente concentrada en el sector de la automoción, representando aproximadamente el 6,5% del empleo total. La mayor parte de la industria automovilística de la zona se sitúa alrededor de la planta de Opel, en Zaragoza. Los riesgos derivados de un abandono de la producción en la región se ven parcialmente mitigados por la buena posición de Opel en el mercado automovilístico europeo, la importancia de dicha fábrica para la compañía y por el compromiso del mantenimiento de un alto nivel de inversiones en el futuro.

Aragón es una comunidad rica dentro de España: el PIB por habitante se sitúa el 9,1% por encima del promedio español (1999), aunque todavía un 12% por debajo del promedio de la Unión Europea (1998). La tasa de paro (tradicionalmente elevada en España) fue de 7,2% en 2000 (la segunda región con menos desempleo ese año), en línea con la Unión Europea y muy por debajo de la media nacional, que fue de 13,6% ese mismo año. Se espera que la economía aragonesa modere su crecimiento en 2001 y 2002, en línea con la media nacional, crecimiento que, en todo caso, se espera se mantenga por encima del crecimiento medio en la UE.

A la vista del compromiso de reducción del déficit y de la deuda entre el gobierno regional y el gobierno central, Standard & Poor's opina que el Gobierno de Aragón puede alcanzar el equilibrio presupuestario (antes del pago de deuda) en 2001, estabilizando así el nivel de endeudamiento. Además, la Comunidad Autónoma de Aragón se beneficiará a partir del 2002 de la revisión del sistema de financiación que otorgará a las comunidades autónomas una mayor autonomía fiscal y una mayor participación en los impuestos del Estado

Comentarios