La Escuela Militar de Montaña de Jaca cocina mil menús diarios para el Festival

El calor sigue protagonizando los actos del Festival Folclórico de los Pirineos. Con el fin de semana se va a colocar el cartel de ?no hay billetes? en los distintos recintos. El Palacio de Congresos con sus tardes temáticas, la Carpa del Llano de Samper, el Pabellón por la noche y los escenarios móviles concentran a cientos de personas

Este año coincide el inicio del mes de agosto con la llegada el fin de semana y eso se nota en las calles de Jaca. Los centros hoteleros registran porcentajes de ocupación cercanos al 90% y esperan alcanzan el lleno completo a partir de mañana viernes. El buen tiempo y la expectación que cada dos años genera el Festival de Jaca contribuyen a que el éxito de público esté garantizado. Así se comprobó en el primer espectáculo del Pabellón, en el que el Grupo Municipal de Jota de Jaca recibió una de las más sonoras ovaciones. No lo tenían fácil. Compartieron escenario con grupos tan espectaculares como Tartaria, con viejos conocidos como el ?Thabisong Youth Club? de África del Sur, y con músicos que en Jaca siempre encuentran a un público entregado, como los miembros del ?Xapala? de México?.

Mañana viernes en el Pabellón se espera con especial interés la actuación de del AUC Folclore Dance Company? de Egipto y el ?Sri Lanka National Dance Company?.

LAS TARDES TEMÁTICAS DEL PALACIO DE CONGRESOS, UN ÉXITO

Son una de las grandes novedades de esta edición del Festival. Las habituales actuaciones del Palacio de Congresos se han diseñado este año siguiendo criterios culturales, artísticos e históricos. Así, cada tarde tiene un título que resume la filosofía del espectáculo y establece los vínculos entre los países que participan en la actuación. Se ha buscado para cada tarde un hilo conductor. Por ejemplo, mañana viernes bajo el sugerente título de ?Ritmos exóticos? se reunirán en el Palacio los grupos de África del Sur, Belice y Jamaica. Se espera lleno absoluto para disfrutar de tres de los grupos más espectaculares de esta edición. El sábado serán Corea, Malasia y Sri Lanka en el espectáculo ?Ruta de la Seda? y Canadá y Tartaria en ?Hemisferio norte?. La del domingo será una actuación de profundos contrastes con Ecuador y Bielorrusia.

LA TRANQUILIDAD DEL HOSPITAL DE CAMPAÑA

La novedad de estos festivales, en relación a la atención sanitaria, es el hospital móvil, procedente de Barcelona, que la Cruz Roja ha contratado para toda la semana. Éste se encuentra situado al lado del Centro de Salud de Jaca, frente al parque de la Constitución. Constituye uno de los apoyos fundamentales para cualquier emergencia que surja durante estos días.

Por la mañana, este hospital tiene un horario de consulta de 10:00 horas a 12:00 horas. Por la tarde es de 18:00 horas a 22:00 horas, pero sólo permanecerá abierto en casos de necesidad y si la demanda de pacientes lo requiere. El horario es bastante flexible, porque se adapta a los horarios que tienen los participantes que han venido de los distintos países este año.

Este hospital tiene en su interior una consulta, un departamento con dos camillas y otro con un quirófano. Es una equipación bastante completa para unos primeros auxilios y para preparar a los pacientes en caso de tener que trasladarlos a un hospital. Aunque, por lo general, y según la experiencia de otros años, ?lo normal es que haya casos de lesiones leves, como esguinces, gastroenteritis o inflamación de muelas?, según apuntó Alfonso Gracia Rapún, presidente de la Cruz Roja en Jaca. Sólo hay en toda España tres camiones de estas características, uno en Barcelona, otro en Madrid y otro en el País Vasco

EL GRAN COMEDOR DEL MUNDO

El Acuartelamiento San Bernardo vuelve a ofrecer las cifras más rotundas del Festival. La comida se cuenta por kilos y las variedades convierten el comedor en una gran muestra gastronómica que es posible gracias a muchas colaboraciones voluntarias, la labor de 30 soldados profesionales y de reemplazo y la destreza para compromisos de esta envergadura de Fernando y Alfredo, los dos cocineros.

Cada día se sirven 800 comidas, otras tantas cenas y se atienden los desayunos en los cinco alojamientos. Cada día se distribuyen también 1000 kilos de fruta (melocotón, plátano, naranja, manzanas, sandía...), 125 kilos de pasta y arroz, 500 kilos de carne de ternera, cerdo y pollo, al margen de pescado y verduras para los participantes vegetarianos. El agua y los refrescos gaseosos suman 150 litros diarios. Según los responsables del operativo, el vino ha ido perdiendo protagonismo entre las preferencias de los grupos. Cada día sobra más.

Comentarios