El gobierno aprueba una tarifa plana de Internet de alta velocidad y precio reducido para colegios y bibliotecas.

La nueva tarifa plana fija un precio de 3.900 pesetas al mes por un servicio de conexión a Internet de 24 horas del que podrán disfrutar los más de 18.200 colegios que imparten ciclos de enseñanza obligatoria y las cerca de 2.500 bibliotecas públicas que existen en España.

El uso de las nuevas tecnologías, y en particular de Internet, constituye un instrumento esencial de cohesión social y territorial, para la generalización del acceso a la información, tal como se indica en el Plan de Acción Info XXI, la iniciativa del Gobierno para el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Como se señala en el citado Plan, una de las acciones más destacadas es la dirigida a incorporar Internet en la enseñanza, proporcionando a los escolares españoles la formación adecuada para integrarse en la Sociedad de la Información del futuro. La iniciativa de la nueva tarifa plana para colegios se enmarca, por tanto, en los objetivos del Plan de Acción Info XXI y es una de las primeras medidas de la acción emblemática de Internet en la Enseñanza, que pretende ayudar a profesores y alumnos a familiarizarse con Internet y aprovechar las ventajas de las redes de banda ancha. El el marco de esta acción emblemática, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte viene colaborando con las Comunidades Autónomas en la definición de las necesidades de los centros educativos, así como para fijar el modelo adecuado para la producción de contenidos multimedia interactivos.

El manejo de las tecnologías de la información y las comunicaciones supone un cambio cualitativo respecto a los tradicionales métodos e instrumentos de enseñanza y, en consecuencia, es necesario que, tanto los profesores como los alumnos utilicen las nuevas tecnologías. Los primeros porque deben formar a las nuevas generaciones en el uso de las citadas tecnologías, y, los alumnos, para que desde las primeras fases de la enseñanza se familiaricen con las nuevas tecnologías y adquieran las necesarias habilidades para aprovechar plenamente sus ventajas.

Por otra parte, la introducción de las tecnologías de la información y de las comunicaciones en los ciclos de enseñanza iniciales servirá como catalizador para facilitar también la introducción de dichas tecnologías en el seno de las familias, acelerando de este modo la incorporación del conjunto de la sociedad española a la Sociedad de la Información.

Por otro lado el acceso a Internet desde la bibliotecas públicas se inscribe dentro de otra de las acciones emblemáticas del Plan de Acción Info XXI, denominado Puntos de Acceso Público a Internet. Esta medida permitirá que los ciudadanos que no dispongan de otro punto de acceso a Internet puedan hacerlo desde cualquier biblioteca tanto estatal como autonómica o municipal.

Dos servicios aún más rápidos

La nueva tarifa plana de 3.900 pesetas al mes proporciona un acceso a Internet a través del servicio de tecnología ADSL de Telefónica que, utilizando la línea telefónica habitual, permite una velocidad de conexión de 256 kilobits por segundo, aproximadamente cinco veces más rápido que la que se obtiene a través del acceso por medio de un modem y una línea telefónica convencional.

La iniciativa aprobada por el Gobierno para colegios y bibliotecas también establece otras dos tarifas planas de 24 horas para servicios de acceso a internet rápido de mayor velocidad y también con precios reducidos. El servicio que proporciona una velocidad de transmisión de 512 kilobits por segundo tendrá un precio de 7.486 pesetas mensuales, mientras que el que asegura una velocidad de 2 megabits por segundo tiene un precio de 15.032 pesetas al mes.

Las tres tarifas suponen una reducción del 40 por ciento sobre los precios que pagan por estos servicios cualquier otro usuario empresarial o residencial.

Esta medida complementa la aprobación, en junio del pasado año, de una tarifa plana para las familias por 2.750 pesetas al mes, disponible desde las 6 de la tarde a las 8 de la mañana y los fines de semana, así como la implantación de dos bonos de tráfico metropolitano utilizables tanto para tráfico a Internet como para voz. La implantación de esta tarifa plana y de los bonos metropolitanos el pasado año ha proporcionado un fuerte impulso a la utilización de Internet en España permitiendo que el número de internautas se haya duplicado en un año y sobrepase ya el 20 por ciento de la población.

Comentarios