La Comisión de Industria de las Cortes de Aragón no ha rechazado esta legislatura ninguna proposición no de ley

El diálogo y el consenso se han convertido en una de las características más sobresalientes del trabajo desarrollado por la Comisión de Industria, Comercio y Desarrollo durante la primera mitad de la V Legislatura de las Cortes de Aragón, puesto que, durante ese periodo de tiempo, no se ha rechazado ninguna de las trece proposiciones no de ley presentadas ante este órgano parlamentario.

En este sentido, cabe resaltar que esta circunstancia no se produce en ninguna otra Comisión de las Cortes de Aragón, salvo en el caso de la Institucional, donde tampoco se ha rechazado ninguna iniciativa de este tipo. No hay que olvidar que, durante estos dos años, se han presentado un total de 456 proposiciones no de ley, de las que, prácticamente, una de cada tres ha sido rechazada o retirada.

La producción parlamentaria de este órgano, que se ha reunido en dieciocho ocasiones desde el inicio de la legislatura, se ha concretado en torno a cinco grandes líneas de actuación: la actividad comercial, el patrimonio geológico y minero, la actuación en I+D, el apoyo al tejido industrial y la política energética.

Al respecto, es reseñable la labor acometida para proceder a la modificación de la Ley de Ordenación de la Actividad Comercial de Aragón, así como las diversas iniciativas tendentes al desarrollo de sectores como la minería o el alabastro.

En investigación y desarrollo, la cultura de la innovación y su aplicación al ámbito tecnológico han ocupado buena parte de las reuniones de los diputados aragoneses, que, no obstante, como es lógico, han prestado especial atención a un proyecto considerado estrella, el de Walqa. Este interés provocó en su día una visita de este ógano a las instalaciones que esta empresa aragonesa posee en Huesca.

La política industrial y energética también ha centrado buena parte de la actividad. En esta línea, destacan los esfuerzos realizados para potenciar líneas de actuación como las ayudas a las empresas aragonesas o a las exportaciones. Dentro del ámbito energético, las iniciativas se han repartido entre las medidas de ahorro, el sector eléctrico y las energías renovables, con especial mención a la eólica.

Por otra parte, las cifras que avalan el trabajo de la Comisión de Industria sitúan el número de preguntas parlamentarias planteadas prácticamente en el centenar. Asimismo, las reuniones de este órgano han servido para solicitar una quincena de comparecencias, de las que tan sólo dos se encuentran en tramitación. Precisamente, el Plan de Equipamientos Comerciales, así como el Instituto Aragonés de Fomento y el Tecnológico de Aragón, se han convertido en los asuntos que se han tratado con mayor frecuencia durante la presencia de los miembros del Departamento de Industria.

Comentarios