La provincia de Huesca, pendiente de la inversión de 117.000 millones de pesetas en obras hidráulicas.

Las partidas más importantes se refieren a los embalses que se van a construir en el Alto Aragón, incluidos en el Pacto del Agua y en el Plan Hidrológico Nacional. Son los de Biscarrués, Santaliestra, y San Salvador. A ellos hay que sumar el de Montearagón, cuyas obras siguen su curso, tras su reanudación hace algunos meses.

Estamos hablando, con esas cuatro obras, de 53.000 millones de pesetas. Obras de especial importancia para determinadas comarcas del Alto Aragón:

El embalse de Montearagón permitirá mejorar el abastecimiento de agua a la ciudad de Huesca y las dotaciones para regadíos de la Hoya.

El embalse de Biscarrués supondrá la creación de ocho mil hectáreas de regadío en la Hoya, dos mil setecientas en el entorno de la propia obra y garantizará los caudales para el sistema de Riegos del Alto Aragón.

Santaliestra vendrá a garantizar los caudales del sistema del Canal de Aragón y Cataluña.

En el caso del embalse de San Salvador, estamos hablando de un paso adelante en la regulación del Canal de Zaidín.

En el capítulo de embalses, hay que hacer constar igualmente la inversión de 1.400 millones de pesetas en las obras de gran reparación de la presa de La Sotonera y 400 millones en la revisión de presas como la de Mediano, El Grado, Barasona, Guara, Vadiello, Valdabra y Torrollón.

En materia de regadíos, 55.700 millones de pesetas están pendientes de invertir en obras de construcción de la nueva estructura del Canal de la Violada, la modernización de los canales de Aragón y Cataluña, Flumen y Terreu, la acequia de Pertusa, y modernización de regadíos en Hoya de Huesca, Monegros y Litera Alta.

Otros 7.000 millones de pesetas serán invertidos en depuración de núcleos pirenaicos.

A todas estas partidas hay que sumar la inversión de 41.000 millones de pesetas en el recrecimiento de Yesa, incluida la partida correspondiente a los planes de restitución. Otros 15.000 millones estaban previstos para Jánovas. Al quedar descartada esta obra se tendrá que financiar la construcción de un embalse sustitutivo como la regulación del Alcanadre o del Susía.

Comentarios