Las carreras no son para el verano

Cristina Pérez

Las bicicletas si son para el verano. Los ciclistas si son para el verano. Las carreras de ciclistas no son para el verano. Y hay que decirlo con contundencia desde la más total admiración a los deportistas de las dos ruedas y desde el más absoluto respeto a los conductores. Ambos merecen un minimo de seguridad cuando salen a la carretera.

Plano de situación. Tarde de martes en la N-330 Sabiñanigo-Huesca. Cientos de coches van y vienen en un dia de agosto hacia el Pirineo que, en estos dias, registra la mayor afluencia de visitantes del año. Estamos en agosto mes vacacional por excelencia y entre las cuatro y las seis de la tarde, el calor lleva al mercurio a sobrepasar los treinta grados. En varios tramos de la carretera es necesario apagar el motor a la espera de que alguien o algo pase . La incertidumbre es total porque hasta que no hemos recorrido un largo trecho a una velocidad media de 15 kilómetros por hora, no sabemos a qué se debe semejante caos circulatorio. Poco a poco los indicios nos van acercando a una carrera ciclista donde los deportistas tienen que ir sorteando coches, motos, camiones de gran tonelaje ....Y asi, sin previo aviso, el conductor se convierte en parte de una carrera ciclista sin estar acostumbrado a manejar un vehiculo con el ritmo que conlleva una prueba de estas caracteristicas.

Y todo el mundo hace lo que puede, los ciclistas intentar esquivar a los vehiculos sin peligro para su integridad fisica, los conductores encomendarse al santo Job para intentar llevar la marcha lenta con dignidad, y la Guardia Civil de Tráfico intentar no sucumbir ante la serpiente nada multicolor y cabreada que hace de Monrepós más que una procesión un calvario.

Y, digo yo, ¿en qué buzón dejamos nuestras protestas?. Porque que nadie piense que a una le fastidia el deporte. Nada que ver. Porque en este caso , los únicos que ponian en peligro su vida serian los chavales que iban sobre la bicicleta totalmente indefensos ante semejante despliegue de caravana, que ni el Tour. Eso si, caravana obligada.

Asi que amigos organizadores de carreras ciclistas, tenemos once meses al año, más o menos desocupados para disfrutar con el esfuerzo de los siempre sufridos ciclistas. Vamos a ver si seguimos haciendo que una carrera sea un espectáculo para todos. Para los deportistas en primer lugar y para el público, pero no nos obliguen a convertirnos en parte de la caravana ciclista en pleno mes de agosto, porque ? me consta- para conducir entre ciclistas y coches de equipo se necesita una normativa especial para situar los coches de los equipos, los ciclistas y el resto del mundo.

Por cierto era la Vuelta a los Pirineos y ganó el francés Cousinie. Enhorabuena.

Comentarios