Aragón apoyará el modelo de Financiación Autonómica pactado entre PP y PSOE.

Aragón ve con este modelo enjugado, en parte, el déficit económico que soporta la Comunidad cada año. Un déficit que los expertos cifraban en más de 14.000 millones de pesetas y que generan las inadecuadas transferencias que en su día se negociaron, cuando había más prisa por asumir competencias que por asegurar la financiación de las mismas.

Aquellos polvos han traído estos lodos y ahora, después de la negociación en el Consejo de Política Fiscal Aragón ve atendidas sus reivindicaciones económicas aunque no está de acuerdo con el fondo del asunto.

Marcelino Iglesias, Presidente del Gobierno de Aragón, considera que hay que dotar a los Ayuntamientos de autonomía financiera. Se pide una mayoría de edad de las administraciones locales, la emancipación de las Comunidades Autónomas y de la Administración Central. Para Domingo Malo, Presidente de la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Huesca, cada vez los Ayuntamientos son dotados de más competencias y el déficit por la financiación de las mismas se está empezando a dejar notar de forma muy seria.

Pero además los Ayuntamientos tienen una reivindicación muy concreta, que el 25% de lo que el Estado recauda sea gestionado directamente por las administraciones locales.

Según el acuerdo cerrado en el Consejo de Política Fiscal, las comunidades pasarán a controlar, una vez rubricado el documento que fijará la financiación de las autonomías para los próximos 5 años, el 33% del IRPF, el 35% del IVA, el 40% del impuesto de los hidrocarburos y del tabaco o la totalidad de los de matriculación y las eléctricas. En resumen más dinero para la Comunidades Autónomas, también para Aragón.

Comentarios