Quince proposiciones no de ley y un total de treinta y seis preguntas balance de la Comisión Agraria de las Cortes en estos dos años.

Las vacas locas, el Plan Nacional de Regadíos y la PAC ?animaron? la Comisión Agraria de las Cortes de Aragón

El mal de las vacas locas, la peste porcina o el futuro de la política agraria comunitaria, además de asuntos tan relevantes para Aragón como el Plan Nacional de Regadíos, han convertido a la Comisión Agraria en uno de los órganos más activos de las Cortes de Aragón durante los dos primeros años de la V Legislatura, como lo demuestra el hecho de que haya sido el titular del Departamento de Agricultura, Gonzalo Arguilé, el miembro del Gobierno de Aragón que en más ocasiones ha comparecido ante los diputados autonómicos aragoneses.

La presencia del consejero socialista, por tanto, ha sido uno de los principales alicientes en el trabajo parlamentario de la Comisión Agraria, que, en el ecuador de esta legislatura, se ha reunido en más de una veintena de ocasiones.

Arguilé ha tenido que explicar a los diputados autonómicos, unas veces a iniciativa propia y otras a petición de los grupos parlamentarios, la postura de la DGA en asuntos como los acuerdos adoptados por la Mesa Sectorial, celebrada en el Ministerio de Agricultura el 25 de octubre de 1999, la regionalización de la Política Agraria Común, la comercialización e industrialización de productos agrarios aragoneses o el cultivo de variedades modificadas genéticamente, entre otros asuntos.

Igualmente, el consejero de Agricultura centró varias de sus intervenciones en diferentes planes puestos en marcha, como el Plan Estratégico del Bajo Ebro Aragonés (PEBEA), el plan coordinado de actuación y lucha contra la encefalopatía espongiforme o el borrador del Plan Nacional de Regadíos Horizonte 2000.

Asimismo, el titular de Agricultura ha respondido en comisión a cinco preguntas relativas, entre otros temas, a la concentración parcelaria, a la reestructuración del sector cooperativo o a la organización de los servicios del Departamento. Al respecto, cabe señalar que este órgano parlamentario ha servido para trasladar hasta un total de treinta y seis preguntas durante este bienio.

Por otra parte, las proposiciones no de Ley presentadas en la Comisión Agraria se elevan a quince, de las que nueve han sido aprobadas, mientras seis fueron rechazadas. En esta línea, los grupos parlamentarios que más iniciativas han presentado han sido los de Chunta Aragonesista y el Popular, con seis proposiciones cada uno.

Entre los asuntos debatidos, destacan las propuestas referentes al Plan Nacional de Regadíos, a la iniciativa PRODER 2000-2004 para proyectos de desarrollo rural, la modificación de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC), la aplicación de la normativa comunitaria sobre etiquetado en relación a la encefalopatía espongiforme bovina o al control y seguimiento de las obras de creación y mejora de infraestructuras de regadío en Aragón.

La actividad de la Comisión Agraria cuenta además con las comparecencias de altos cargos del Departamento, como la ofrecida por el Director General de Producción Agraria al objeto de informar sobre las normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas, así como con intervenciones de seis entidades y asociaciones que han hecho uso de la cámara parlamentaria para trasladar diversos asuntos agrícolas y ganaderos a los diputados.

Así, ZETA-Monegros, el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, el sindicato UAGA-COAG, la Asociación Interprofesional de Forrajes Españoles, la Sociedad Carnes Oviaragón o la asociación agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) han presentado ante las Cortes de Aragón sus quejas y peticiones y han explicado de forma pormenorizada la situación actual de los diferentes sectores en los que trabajan.

Comentarios