A punto de consolidarse las actuaciones en los cuarteles de La Merced y del Alfonso I.

El Ayuntamiento apura los últimos trámites para aprobar el convenio entre el Ministerio de Defensa y la ciudad. Un documento que podría aprobarse en el próximo pleno del día 7 agosto.

Se trata de una operación urbanística conjunta de los dos cuarteles. Para la Merced, se mantendrían las oficinas actuales y se derribaría el resto de las instalaciones del acuartelamiento, incluyendo también en la operación las viviendas de la calle padre Huesca hasta la esquina con la calle de la Merced. Será una fase más de la operación centro, con la intención de sanear este callejón para transformarlo en calle

Son unos 4000 metros cuadrados edificables los que salen adelante en La Merced, superficie que en el caso del cuartel Alfonso I se amplía hasta los 63.000. El modelo que el consistorio ha diseñado para esta zona es muy similar al que actualmente tiene la zona de los Olivos: se planea una actuación urbanística a norte y sur, con bajo, 4 alturas y ático. Divididas por una zona verde y de equipamiento. De todo esto, la ciudad se queda con un 37 por ciento para edificar, un beneficio mucho mayor incluso a lo que marca la ley. Todo ello con la intención de que la ciudad tenga suelo para incidir en este mercado.

En opinión de los miembros del tripartito, se trata del convenio urbanístico más importante firmado en el actual mandato para permitir que la ciudad tengan suelo. Si todos los plazos se suceden sin dilación en el tiempo, las máquinas podrían entrar a trabajar en este nuevo polígono en el año 2003. Además, el planeamiento urbanístico tendrá en cuenta cuestiones como las rondas a la ciudad, incluido el paso subterráneo que comunicará la calle Teruel con el Banco de España. Un túnel que a su vez está pendiente de la solución que se da a las harineras.

Comentarios