Los primeros presos llegan a la macrocárcel de Zuera.

El centro penitenciario de Torrero ha trasladado hoy a sus reclusos a la macrocárcel de Zuera. A primera hora de este martes, está previsto trasladar a los aproximadamente 200 presos de la cárcel de Huesca y a éstos seguirán los presos aragoneses que cumplen condena en prisiones de otras autonomías. Pero pese a que el traslado de los reclusos de Huesca no se lleva a cabo hasta el martes por la mañana, el centro penitenciario oscense también ha vivido esta jornada con mucho ajetreo ya que se ha trasladado distinto material y equipajes de los presos en varios autobuses.

De este modo el centro penitenciario de Zuera comienza a funcionar con un total aproximado de 450 reclusos y 280 funcionarios, aunque está preparado para albergar mil cien presos en celdas individuales. Se trata de unas instalaciones que han contado con nueve mil millones de pesetas de inversión y que son propias de una cárcel del siglo XXI. Este centro penitenciario tiene un muro de seguridad de veinte metros con zonas de alambradas y control informatizado. Dispone de talleres ocupacionales para facilitar la rehabilitación de los presos y de un dispensario, que quiere integrarse en la red sanitaria; también cuenta con una zona de guardería para hijos de presas. Están en la cárcel con sus madres hasta los tres años.

La cárcel de Huesca contaba en la actualidad con una población penitenciaria que rondaba las 200 personas, de 17 nacionalidades diferentes y la mayoría procedentes de robos y tráfico de drogas. El nivel de conflictividad en el centro ha sido bajo y, por lo general, en él no se han registrado incidentes graves. Además del traslado de reclusos también se marchan a Zuera los 115 funcionarios que trabajaban en el centro penitenciario de Huesca

Comentarios