Aumentó la licitación de obra pública en el año 2000, en la provincia de Huesca, pero desciende en el 2001.

Según la Confederación de Empresarios de la Construcción de Aragón, la Administración Central es la que más dinero ha licitado para el Alto Aragón, principalmente, con la futura construcción de embalses.

El gobierno central licitó obras por valor de 58.150 millones de pesetas, lo que supone un 16% más que en el año 99. En este caso hay que decir que Huesca evolucionó mejor que el resto de Aragón, que sufrió un ligero descenso. Del total de lo licitado, algo más de 49.000 millones se destinan a obras hidráulicas, con la licitación de obras como las de Biscarrués, Santaliestra o el recrecimiento de Yesa. El resto, 2.146 millones son para carreteras y ferrocarril. En este caso, éste es uno de los retos todavía pendientes del Gobierno central con la provincia de Huesca, puesto que no se están acometiendo los grandes ejes carreteros que se demandan.

El año pasado, el Gobierno de Aragón licitó en la provincia obras por valor de 2.605 millones, un 64% menos que en el año 99. Ésta, según los expertos, es una cifra muy baja, casi insignificante. Por su parte, la administración local (Diputación Provincial de Huesca y ayuntamientos) licitaron por 6.226 millones, lo que, porcertualmente, es casi un 33% más que el ejercicio anterior.

Los datos, sin embargo, cambian si nos atenemos a las cifras del primer trimestre del presente año 2001, donde se ha producido un descenso global del 3%. La administración central ha licitado de enero a marzo por valor de 4.112 millones, un 1,6% menos. La administración local lo ha hecho por 729 millones, lo que significa un 8,6% menos, y finalmente, el Gobierno de Aragón, ha licitado obras por 261 millones. También en este caso el descenso es del 8%. En lo que va de año, y teniendo en cuenta los parámetros de licitación por habitante y kilómetro cuadrado, Huesca se sitúa en el 68% de la media nacional. Sufre un importante descenso con relación al año pasado, y produce preocupación en el sector, ya que con esta bajada de niveles, de no mejorar en el resto del año, se podría empezar a hablar de recesión de la obra pública.

Comentarios