Las travesías de Monzón y de Fraga, puntos más conflictivos en la "Operación 15 de julio".

Travesías que se ubican en la N-240 y en la N-II, respectivamente. Las horas en las que, de forma general, se espera mayor intensidad de tráfico son: viernes, desde las 17 hasta las 21 horas; sábado, entre 9 y 12 horas; y, domingo, de nuevo desde las 17 hasta las 21 horas.

Se espera que 250.000 vehículos circulen en este fin de semana por la provincia de Huesca. Durante toda la operación especial no se realizarán obras que afecten a la calzada de las carreteras, y las restricciones temporales a la circulación afectarán a los transportes especiales desde las 13 horas del sábado hasta las 10 del lunes. Las mercancías peligrosas no podrán estar presentes en los viales entre las 8 y las 24 horas del domingo, día 15 de julio. Andrés Fernández del Río, jefe provincial de Tráfico en Huesca, apunta que ?en esta provincia no se espera que haya retenciones de importancia?.

La Dirección General de Tráfico recomienda no beber alcohol si se va a conducir, utilizar el cinturón de seguridad o el casco en motocicletas y ciclomotores, circular a la velocidad adecuada y mantener en todo momento la distancia de seguridad, y recuerde la prohibición de hablar por teléfono móvil mientras se conduce o, incluso, en el arcén. Se incide en esta operación, de forma muy especial, en las distracciones y la somnolencia.

Consejos antes y durante el viaje:

Coche a punto:

Frenos. El buen estado de las pastillas, zapatas, líquido y demás elementos de los frenos le evitarán problemas.

Dirección. Conviene revisarla, aunque no note síntomas de problemas: holguras, ruidos, dureza anormal,...

Amortiguadores. Estos elementos de seguridad se deterioran progresivamente. Su mal estado, que no es fácil de detectar, alargará la frenada, le puede provocar problemas de estabilidad en las curvas,...

Luces. Ya saben la máxima: tan importante es ver bien... como ser vistos. Tenga en cuenta que si va cargado, el haz de luz se elevará y puede molestar.

Neumáticos. Son el punto de agarre del coche con el suelo. A veces ?aparentan? estar bien, pero no está mal que se los revise un profesional. A partir de cincuenta mil kilómetros ya no pueden estar en muy buen estado...

Carburación. Carburador, bomba de inyección, bujías,... pueden darle problemas durante el viaje. Además, los filtros del coche tienen una duración limitada.

Cables y correas. De ellos depende en gran parte el funcionamiento del coche: arranque, luces, aire,... incluso averías serias, como la correa de transmisión. Hay que revisar estos aspectos.

Niveles. Frenos, batería y los limpiaparabrisas, por ejemplo, necesitan un cuidado especial para un viaje de cientos de kilómetros.

Organización del viaje:

¿Qué necesito llevar? Es importante hace una lista de los ?imprescindible? días antes de salir: papeles del coche, del hotel o el apartamento, las gafas, las llaves, medicamentos,...

Planificar el viaje. Compruebe dónde va con un mapa y verá posibles alternativas si surgen atascos, lugares donde descansar, excursiones,...

Descansar antes. Un viaje tan largo, con posibles imprevistos, como retenciones, necesita que esté en plena forma.

La hora de salida. Es importante que evite, en lo posible, los días y las horas punta. Seguramente ganará mucho si evita esos momentos: menos atascos, menos estrés, más tranquilidad,...

Las maletas. A la hora de hacer las maletas, piense que el espacio del maletero es limitado. Evite meter cosas en el coche que resten comodidad a los ocupantes de las plazas traseras y quiten visibilidad al conductor.

Los papeles. No se deje los papeles imprescindibles, como el permiso de conducir y el de circulación, la tarjeta de la ITV, el recibo de estar al corriente de pago del seguro,...

Los accesorios. No olvide que también son necesarios los triángulos de preseñalización, las herramientas, la rueda de repuesto revisada,...

Las gafas de sol. Pueden serle muy útiles en determinadas horas del viaje con mucha intensidad de luz. Eso sí, cuidado en los túneles.

No ponerse límites. No es bueno ponerse horas de llegada, o condicionarse con familiares o amigos. Si hay retenciones en las salidas, intentaremos recuperar el tiempo perdido y, quizá, forzar peligrosamente la máquina.

Durante el viaje:

Empezar bien. No es un viaje cualquiera. Es el más largo de todo el año para muchos conductores, y el calor y los posibles atascos lo hacen a veces incómodo. Conviene tener en cuenta ciertas cosas para que no empecemos mal...

Cinturón. Primera máxima del viaje: todos con el cinturón puesto convenientemente, incluso en las plazas traseras. También, claro, aunque lleve los mejores equipos de seguridad, airbags y otros.

Niños en sillitas. Y si los mayores deben llevar el cinturón, qué decir de los reyes de la casa: en sus sillitas y dispositivos especiales, que es donde más seguros van. Nunca en los brazos de algún adulto. Saldrán disparados incluso en una pequeña colisión.

La ropa. Para conducir, nada mejor que ropa cómoda, calzado que ajuste bien al pie, y nada de chanclas, sandalias sueltas o similares.

Aire acondicionado. 22 ó 23 grados es una buena temperatura para viajar. Tenga en cuenta, eso sí, que el aire acondicionado resta fuerza al motor y puede notarlo en los adelantamientos, subidas,... Y, además, gasta.

Menos fuerza del coche. El llevar el coche a tope, con la familia y las maletas, restará fuerza al coche y lo notará en las subidas y los adelantamientos. Téngalo en cuenta para evitar riesgos.

Móvil. Llévelo a mano, pero apagado, para evitar tentaciones... Puede serle muy útil para las vacaciones, por si tiene algún problema por el camino pero distraerse con el teléfono es peligroso... y pueden multarle.

Parar. No se dé un palizón al volante. Conviene parar cada 2 ó 3 horas y descansar unos quince minutos. Estire las piernas, tómese algo (no alcohol), relájese,...

La comida. Para viajar no es bueno comer mucho antes, más bien una comida frugal, sin nada de alcohol y con abundante agua o zumos.

Viajar en grupo. Si sale de viaje con amigos o familiares, busque puntos de encuentro pero no intenten ir juntos por carretera: puede obligar a adelantamientos forzados, seguir un ritmo que no nos gusta,...

Comentarios