El Plan Nacional de Regadíos, aprobado en Consejo de Ministros.

Prevé la creación en Aragón de cuarenta y siete mil nuevas hectáreas de regadío con el horizonte del año 2008. Ocho mil de ellas corresponden a la Hoya de Huesca y treinta mil a los Monegros.

El Plan Nacional de Regadíos persigue tres objetivos básicos: optimizar el uso del agua, fomentar la incorporación de nuevas tecnologías en los sistemas de riego, así como contribuir a la recuperación de los acuíferos sobreexplotados o en riesgo de sobreexplotación.

Desde la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón, se apunta estar muy expectantes ante el desarrollo de este Plan Nacional de Regadíos, ya que es esencial para la Hoya de Huesca. En el caso de Monegros, la expansión del regadío se seguiría haciendo aunque el Plan supondrá una aceleración del ritmo.

Se incide desde Riegos del Alto Aragón en la ?importancia de llevar a cabo lo antes posible la construcción de los embalses pendientes ya que con las actuales regulaciones se ha tocado techo?.

Otra de las reacciones, que se han producido en las últimas horas, es la del secretario general de COAG, Eduardo Navarro, el cual ha denunciado la falta de documentos que aborden con profundidad la financiación de las obras del Plan Nacional de Regadíos. Se apunta que ?podemos estar ante un conjunto de fracasos como los habidos en los últimos años en los que en lugar de crear 5.000-6.000 hectáreas cada año en Aragón, el ritmo era de 1.300-1.400 hectáreas anuales?.

Desde el Gobierno de Aragón se ha criticado la precipitación habida en la aprobación de este Plan Nacional de Regadíos y la falta de planificación financiera para acometer las obras. El martes, 17 de julio, tendrá lugar un encuentro entre el director general de Estructuras Agrarias del Gobierno de Aragón y el responsable de Desarrollo Rural del ejecutivo central para concretar aspectos relativos a este Plan.

Comentarios