La foto

Nuria Garcés

Es la política. Hay que estar para salir en la foto. Y eso es lo que hicieron ayer los concejales del Partido Popular en el ayuntamiento de Huesca, con Ignacio García Pantoja a la cabeza, asegurando que tras un profundo estudio y trabajo, su grupo había decidido apostar por la ordenanza de limpieza de la ciudad de Vitoria, para adaptarla a la de Huesca.

Hasta allí, todo normal, porque la ciudadanía no sabe qué se cuece normalmente en el área de Medio Ambiente, como en muchas otras áreas. Pero la sorpresa se produce hoy cuando la presidenta de esta comisión, Elisa Gabarre, en otra rueda de prensa, informa de que había un grupo de trabajo, que debía seguir ahondando en este asunto, tras el trabajo realizado por los técnicos de medio ambiente. Y que en tan sólo una semana, esa ordenanza iba a salir adelante, porque el equipo de gobierno también apostaba por la de Vitoria como ejemplo.

Las declaraciones del PP, haciéndose protagonistas de este asunto han escocido y se ha elegido la solución más visceral: adiós al grupo de trabajo y al consenso. La Ordenanza Municipal de Limpieza saldrá adelante con los votos del tripartito, o sea del equipo de gobierno. Quien quiera, que se suba al carro, y quien no, mala suerte.

Afán de protagonismo de unos y pataleta de otros. Chunta, también desde la oposición, no aprueba la postura del PP, pero por no dar tampoco calditos al equipo de gobierno, critica que el tripartito no crea en la participación y en el trabajo conjunto en el ayuntamiento. ¿Quién está regando aquí fuera de tiesto?. Entre hoy y mañana, todos habrán salido ya en la foto.

Comentarios