El Huesca a 2ªB en un emocionante final con más de 5000 espectadores en el Alcoraz

La fiesta se desbordó en el terreno de juego cuando el colegiado señaló el final de un partido de infarto en el que el Huesca venció por 2-1 al Mirandés. El conjunto burgalés vino a Huesca con claras intenciones de sumar un resultado favorable que le hubiera reportado una buena prima económica del Lemona. A pesar de ello, el Huesca ganó y consiguió un merecido ascenso tras un gran play-off en el que ha sumado cinco victorias de forma consecutiva y algo muy importante, como es recuperar a la afición. Ver las gradas del Alcoraz repletas de publico animando al Huesca y como vibró el campo con la victoria del equipo son, sin duda, una buena recompensa para la directiva que preside Jesús Viñuales.

La fiesta continuó en el vestuario donde todo el que se acercó pasó por la ducha, incluidos los políticos que estuvieron en el Alcoraz presenciando en directo el ascenso de la Sociedad Deportiva Huesca. Fiesta por todo lo alto en el campo, en el palco y en los vestuarios. La alegría se desbordó después del éxito conseguido.

El partido comenzó francamente bien para el Huesca con un dominio total sobre el Mirandés. La intención de los azulgranas era no dar opción a los burgaleses y el dominio se traslucía en ocasiones. No tardó en llegar el primer gol, obra de Nacho Franco, en un perfecto remate de cabeza que abría la puerta del ascenso. El gol fue festejado por todo lo alto en las gradas de un repleto campo del Alcoraz. Todavía se celebró con una mayor emoción el segundo tanto, que también consiguió Nacho Franco, que se convirtió en el goleador de la tarde. Era el delirio con el 2-0 y es que el ascenso estaba todavía más cerca. El jarro de agua fría llegó antes del descanso, con el gol del Mirandés, que puso el nerviosismo en las gradas y en el equipo oscense que inició una fase de partido donde se vino abajo de forma preocupante. La segunda mitad tuvo de todo, pero sobre todo emoción, e incluso jugadas polémicas, como un penalti sobre Roncal que el colegiado no pitó y que estuvo a punto de resultar clave en el desenlace final. Los últimos minutos estuvieron llenos de nerviosismo, con un Mirandés volcado en conseguir el empate y un Huesca al que se le apoderaba la responsabilidad. El esfuerzo realizado por el equipo tuvo su recompensa, aunque antes hubo tiempo para haber ampliado la cuenta.

La fiesta fue continua en un campo donde la presencia de las autoridades políticas dio un colorido especial al palco. Junto al alcalde, Fernando Elboj, asiduo durante toda la temporada, estuvieron el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y los Consejeros, Javier Callizo, y María Luisa Alejospita. Todos ellos vivieron con emoción el partido y el ascenso del Huesca.

La plantilla vivió con emoción este ascenso después de una dura temporada. En la Plaza de Navarra, donde continuó la fiesta, casi un millar de personas estuvieron con el equipo para celebrar el retorno a la 2ª división B. Los jugadores se bañaron en la fuente de la plaza, y disfrutaron del éxito, junto con una afición que ha despertado en el play-off. Desde el balcón del Circulo Oscense se dirigieron a los presentes con palabras de agradecimiento por el apoyo recibido. Una espectacular quema de fuegos artificiales puso el broche final a las celebraciones del ascenso. El Huesca ha cumplido el objetivo y ahora se inicia el duro trabajo de tener que realizar una planificación deportiva y económica que permita afrontar con garantías la presencia de los azulgranas en la categoría de bronce del fútbol español.

Comentarios