El Altoaragón constituirá un muestrario de la Arquitectura contemporánea

Miralles, Moneo, Siza y ahora Oriol Bohigas. El Altoaragón se convierte en un verdadero escaparate de la arquitectura contemporánea. Miralles con el Palacio Municipal de los Deportes, Moneo con el Centro de Arte Contemporáneo y con un edificio en el Balneario de Panticosa. En este entorno también trabajará Siza y ahora el arquitecto urbanista, Oriol Bohigas, se encargará de la redacción del proyecto para ordenar el entorno de la estación de Canfranc.

Un amplio proyecto de remodelación impulsará la estación de tren y su entorno como un importante complejo hotelero, deportivo, cultural y ocio en el Valle del Aragón. La propuesta del equipo MBM arquitectos, ganadora del concurso, abre la ordenación del conjunto, por el sur, con la recuperación de la rotonda de máquinas con destino final como auditorio. El norte lo cierra con un edificio alto, de 60 metros, destinado a hotel, que domina todo el valle a modo de atalaya. La actual carretera queda convertida en calle mayor. Contempla también la construcción, en el sur, de un pabellón polideportivo rodeado por el espacio destinado a hoteles, apartamentos y otros servicios.

La iniciativa del Gobierno de Aragón responde a crear un conjunto que combine alojamientos hoteleros con un amplio abanico de servicios culturales, deportivos comerciales y recreativos.

Una operación global cuyo presupuesto puede rondar en una primera fase los quince mil millones de pesetas.

Ahora, el siguiente paso es la redacción del plan parcial, que se realizará en un periodo comprendido entre 6 meses y un año, y la búsqueda de empresas interesadas en desarrollar este proyecto, para lo que ya han comenzado algunos contactos.

La decisión del consorcio Canfranc 2.000 no ha estado exenta de polémica. Al alcalde de Canfranc, Víctor López, le convencía más la propuesta de Arata Isozaki y no duda ahora en señalar que el proyecto de Bohigas contempla determinados aspectos que no le terminan de convencer.

Comentarios