De la gestión de lo proyectado en los próximos dos años dependerá el éxito de Fernando Elboj como Alcalde

Hasta la fecha Elboj cuenta con más haber que debe entre la ciudadanía. Ha conseguido normalizar la vida municipal, lo cual no es poco con los precedentes que tuvo, además ha logrado desbloquear varios proyectos pendientes de mandatos pasados y diseñar algunas obras, de cuya gestión puede depender su reelección en los próximos comicios.

También sombras hay en los dos años de mandato municipal. Así cuestiones cómo la gestión económica de la Feria de Teatro, Feria que dirige el Gobierno de Aragón, concretamente una consejería del PAR como es Cultura, ha terminado salpicando seriamente al equipo de gobierno y a uno de sus proyectos, Periferias, con cuyo presupuesto se ha tenido que enjugar el déficit de la Feria. De hecho esta cuestión ha constituido uno de los encontronazos PSOE-PAR en el Conisitorio.

El otro borrón en el expediente del alcalde lo constituyen los errores administrativos que han protagonizado determinados funcionarios municipales. Ejemplos, varios. El que más trascendió fue la financiación de las obras del local raíces.

La oposición también ha acusado al Alcalde de contratar indiscriminadamente a personal de confianza, de hecho nunca un gabinete de Alcaldía había tenido a 5 trabajadores adscritos, como ocurre en la actualidad.

A pesar de lo dicho Elboj ha conseguido aumentar su popularidad en sus dos años de mandato. Entre los logros destacan la eliminación de las caballerizas y la construcción de una nueva fase del Parque del Isuela, la operación centro con el adecentamiento de la Calle Zaragoza y la Plaza Concepción Arenal, la compra del seminario para uso universitario, la apertura de la Estación de Ferrocarril o la redacción del Plan General de Ordenación Urbana.

Hasta aquí lo tangible, pero en los próximos meses está previsto se inicien no pocas obras y otras se inauguren. Es el caso del cuartel de la Policía Local, cuyo edificio está ya finalizado, después llegará la nueva piscina cubierta, la urbanización del Polígono 24, el Museo Beulas, el Parque Tecnológico, el Centro de Historia de la Plaza del Mercado y otro gran proyecto, un Auditorio Cultural-Palacio Multiusos cuya ubicación está por determinar.

El alcalde sabe que de la gestión de estos proyectos depende su futuro político, es como en una liga de fútbol en la que el equipo que encabeza la clasificación depende de sí mismo. Pero a la liga le restan muchos partidos por disputar, tantos como 730, uno cada día de los próximos dos años.

Comentarios