Promoción de territorios, de actividades y de personas, objetivo de los festivales, cursos y jornadas que pueblan el Alto Aragón.

Estos días estamos incidiendo en que el Pirineo no sólo ofrece atractivos naturales y patrimoniales, sino también de ocio y entretenimiento. Es el caso de Pirineos Sur y del PIR, el Festival de Música y Cultura Pirenaicas de la Mancomunidad de los Valles. El alcalde de Hecho, Luis Gutiérrez, indica que eventos de estas características son una buena oportunidad para mostrar a los visitantes el potencial en infraestructuras hoteleras y de servicios que posee, en su caso, el Valle de Hecho.

Este fin de semana comienza, igualmente, el Festival Clásicos en la Frontera. Iniciativa ideada por El Grado, Graus, Isábena, Lascuarre, Puebla de Castro y Secastilla que tiene como objetivo revitalizar el turismo de la Ribagorza y consolidar la oferta cultural de la comarca. Se conjuga belleza de monumentos y paisajes con la música clásica. El objetivo, promocionar las potencialidades de la zona.

Lo mismo se puede decir de la celebración en agosto del X Festival Internacional en el Camino de Santiago, del X Festival Internacional Castillo de Aínsa y del II Festival Vino del Somontano.

La gastronomía cobra protagonismo también. En la idea de promocionar lo que se hace en un territorio, este fin de semana, Huesca acoge la I Muestra Gastronómica Oscense.

También hay jornadas de música a lo largo y ancho de la geografía altoaragonesa. Un ejemplo. Las II Jornadas de Música de Cámara que acoge Huesca hasta el 15 de julio. Con esta actividad se quiere ilusionar a los alumnos de los conservatorios de música de la Comunidad Autónoma y poner en valor la música de cámara.

Mirando hacia niños y jóvenes, educar es una tarea que no se ha de abandonar en el verano. El entretenimiento se mezcla con la educación en los campamentos. Unos, en contacto con la naturaleza; otros, urbanos.

Comentarios