La campaña de detección precoz del cáncer de mama ha revisado al 88.8% de la población femenina de la provincia de Huesca,

Hasta el momento, se han realizado dos rondas por todo el Alto Aragón, de dos años de duración cada una. El pasado mes de enero comenzó la tercera ronda.

En total, se citó a 17.331 mujeres. De ellos, se hicieron mamografías 14.700, lo que supone el 88.8%. El 93% de ellas obtuvieron un resultado negativo, el 6,5% tenían patología benigna que había que controlar más periódicamente, y finalmente, un 0,6% se enviaron al hospital por sospechosas de malignidad. En total, la tasa de detección de cáncer de mama en la provincia de Huesca es de un 3,1 por mil. Hasta la fecha se han confirmado 38 cánceres, y hay todavía 10 pendientes de confirmación.

Desde que en enero comenzase una nueva tanda de visitas a las mujeres en edad de "riesgo", la campaña de detección precoz del cáncer de mama ha visitado las localidades de Fraga, Albalate, Tamarite de Litera, Binéfar, Graus, Benabarre y se está terminando Castejón de Sos. La Unidad fija ha estado situada en Huesca Rural y en el centro de salud de Santo Grial. Antes del próximo mes de agosto también irán a Lafortunada y Aínsa. En total, en los seis primeros meses del año han pasado por el programa 5.100 mujeres, con porcentajes muy parecidos a ediciones anteriores, y con la confirmación de 5 cánceres.

Los responsables de este programa, que se lleva a cabo gracias a la colaboración del Gobierno de Aragón y el Insalud, se muestran muy satisfechos por los logros obtenidos hasta ahora. También se felicitan por los plazos de demora. Es decir, la media de días que pasan desde que se detecta un posible cáncer hasta que la paciente es recibida en un hospital es de 5 días en el hospital de Barbastro y de 9 días en el San Jorge de Huesca. Desde que llega hasta que es operada, si es preciso, pasa menos de un mes en ambos casos. Y es que, la rapidez ante la detección precoz era una de las premisas de este programa.

Comentarios