PATRIMONIO Cataluña decide hoy sobre las piezas de la Franja

RADIO HUESCA REDACCIÓN

Redactor: SOLO DOCUMENTACION

Fecha:

Cataluña decide hoy sobre las piezas de la Franja

El director general de Patrimonio de la Generalitat declara la disposición a dialogar acerca de los bienes eclesiásticos

Huesca

El director general de Patrimonio cultural de la Generalitat de Cataluña, Marc Mayer, indicó ayer en Huesca que el Gobierno catalán está abierto al diálogo, en relación a la sentencia emitida por la Santa Sede, que no admitió a trámite el recurso del Obispado de Lérida respecto de la devolución de los bienes de sus parroquias de la Franja, informa Aragón Press .

El Consorcio del Museo Diocesano y Comarcal de Lérida se reunirá hoy en esta capital catalana para tratar el asunto de la devolución de los bienes a Aragón y "tomar una actitud respecto a las circunstancias que se han producido ahora", señaló Mayer. De este consorcio, presidido por el consejero de Cultura de la Generalitat, forman parte, además de la Generalitat de Cataluña, el Obispado, la Diputación Provincial, el Consejo Comarcal y el Ayuntamiento de Lérida.

En medios eclesiásticos aragoneses se daba por seguro esta semana que el asunto quedaba zanjado definitivamente con la resolución vaticana. En este sentido se manifestaban tanto el obispo de Barbastro y Monzón, Juan José Omella, como el arzobispo zaragozano, Elías Yanes.

Mayer, que participó en el acto de clausura del curso de postgrado de Educador de Museos, se mostró hermético a la hora de manifestar la posición de la Generalitat respecto de la decisión de la Santa Sede. Dijo que "se han de reunir las instituciones y, cuando se reúnan y veamos la postura de todos, se adoptará una decisión común".

El director general de patrimonio de la Generalitat insistió en que, "de momento, la postura previa, y la de la Generalitat de Cataluña, es declarar la apertura al diálogo", y concluyó que "hay una posición de diálogo, pero sería prematuro hacer cualquier cosa antes de la reunión, hoy, del Consorcio". Ese sería el comienzo, para la Generalitat, del calendario "de todo lo que se tenga que hacer".

Comentarios