El Huesca a un paso de 2ª B

La victoria en Miranda de Ebro ha desatado la euforia en la Sociedad Deportiva Huesca que acaricia la categoría de bronce del fútbol español, a falta de una jornada para concluya el play-off. El tanto de Falcón, a cinco minutos para el final, ha dejado a los azulgranas en la mejor disposición posible para que en el último partido en el Alcoraz se pueda celebrar la fiesta del ascenso. Además, el Mirandés ha quedado sin opciones lo que puede favorecer los intereses de un Huesca que cuenta con el apoyo incondicional de la afición que está resultando clave en los últimos encuentros. Tampoco quiso perderse este importante compromiso el alcalde, Fernando Elboj, que estuvo acompañado del concejal Sebastián Sanvicente, en el campo de Anduva.

Con un planteamiento ofensivo el equipo salió ganar en Miranda desde el primer minuto. Los burgaleses apuraban sus posibilidades por lo que los primeros minutos fueron de un ir y venir de una portería a otra. No hubo ocasiones excesivamente claras, pero ambos conjuntos pudieron adelantarse en el marcador en la primera parte. Antes del descanso se produjo la expulsión del jugador local, Iván Agustí, que dejó al Mirandés con un hombre menos para la segunda parte.

Fue en esa segunda mitad donde se vivió con mayor emoción el partido. Los dos equipos sabían que el Lemona ganaba en el campo del Textil Escudo y eso les obligaba a marcar algún gol para seguir teniendo opciones. El Huesca no podía aprovechar la superioridad numérica y el conjunto local se defendía con contundencia en sus marcajes. En el último cuarto de hora el partido subió en emoción y los dos equipos buscaban claramente el gol. El Huesca aprovechó su ocasión en el minuto 85 con un perfecto remate de cabeza de Falcón, a la salida de un corner, y firmaba la victoria. La gran actuación del portero oscense Rubén evitó que el Mirandés empatara y con el pitido final del colegiado se desató la euforia en las gradas y sobre el propio césped del campo de Anduva.

El Huesca queda a un paso del ascenso a 2ª B. Situación que no pensaban ni los más optimistas, después de la temporada que estaba llevando el equipo. El próximo domingo se vivirá la fiesta en el Alcoraz, aunque para ello el equipo oscense deberá ganar al Mirandés en un partido que no resultará nada sencillo para el equipo de Juan Carlos Beltrán.

Comentarios